Corte Suprema de Justicia- Argentina
Corte Suprema de Justicia- Argentina

Si usted quiere saber si la ex presidenta Cristina Kirchner, Ricardo Jaime o Amado Boudou encabezan el ranking de causas de corrupción y el grado de avance de esas causas, o si algún funcionario de la gestión de Mauricio Macri está siendo investigado, podrá consultar un listado público que en breve elaborarán la Corte Suprema y la Cámara Federal.

En la Corte aseguran que su titular, Ricardo Lorenzetti, “interpretó que la sociedad reclama más transparencia” y que por eso decidió poner en Internet el relevamiento de todos los casos de corrupción y de narcotráfico y las denuncias por trata de personas. También creó un observatorio para hacer un seguimiento sobre la actuación que tiene el Poder Judicial en los casos de drogas.
Por cierto, la idea de llevar adelante esta iniciativa surgió hace varios meses en la Cámara Federal, y su secretaria general, Susana Etchevarría, está elaborando esos registros junto con la Secretaría de Comunicaciones y de Gobierno Abierto de la Corte, a cargo de María Bourdin.

Sin embargo, el respaldo de la Corte es fundamental para darle legitimidad y transparencia, así como para evitar que quienes aparezcan mencionados en esos listados puedan acusar a la Cámara Federal y a los jueces por algún tipo de persecución.
Está claro que, tras el resultado de las últimas elecciones y la trascendencia de numerosas denuncias penales -principalmente contra funcionarios y empresarios ligados al kirchnerismo-, así como los hechos vinculados con el tráfico de efedrina, el triple crimen de General Rodríguez y la fuga de Martín Lanatta, colocaron la corrupción y el narcotráfico en el tope de los reclamos ciudadanos.

“Durante los últimos años, la Cámara Federal fue avanzando en esta dirección, por ejemplo, cuando comenzó a publicar online los sorteos de las causas, para evitar sospechas de forum shopping. Y, por otra parte, la Corte le dio mucha presencia institucional al Centro de Información Judicial (CIJ), a través del cual difunde todas sus decisiones. La idea ahora es seguir ese camino, para que cualquier ciudadano y todas las ONG, y no sólo los periodistas, puedan estar al tanto del grado de avance de esos casos”, confirmaron a LA NACION fuentes del máximo tribunal.
Según varias fuentes, estos registros de datos permitirán que cualquier persona pueda conocer a través de Internet las denuncias que hace contra cada funcionario o ex agente, los delitos que se le imputan, el grado de avance -saber si ese imputado fue indagado o procesado o elevado a juicio oral- y todos los pasos que están pendientes.

Lorenzetti -que ayer viajó a Washington para reunirse con otros jueces supremos- hará el anuncio el 16 de febrero.

Acceso a la información

“Nos proponemos mejorar el acceso a la información, como parte de la política de gobierno abierto que impulsa la Corte”, dicen cerca del titular del alto tribunal.

“En los procesos vinculados con casos de corrupción, el objetivo es mejorar la transparencia informativa, habilitándose una base de datos con la finalidad de que se pueda conocer el tipo de causas, temas y funcionarios involucrados, dentro de los límites legales del respeto del debido proceso”, dice la Corte, a través de un comunicado difundido por el CIJ.

El tema de narcotráfico, uno de los más sensibles en la agenda de seguridad del país, también ganó la atención de la Corte con el correr de los años. Especialmente cuando varios magistrados del norte argentino denunciaron la difícil situación que se vive en esos distritos, quedó en claro que la Argentina dejó de ser un lugar de tránsito y que hoy alberga a muchos laboratorios vinculados con ese delito, desde donde se exportan grandes cantidades de drogas ilícitas.

Por eso, en esa misma línea, Macri dejó trascender que impulsará la ley de derribo de aviones. La creación del observatorio no sólo tiene importancia para sistematizar y entrecruzar los datos sobre los imputados involucrados en todos los juzgados del país -lo que permitirá descubrir cuando una misma persona tiene causas en distintos tribunale-, sino también para mejorar la eficacia de la Justicia.

Garavano almorzó con Gils Carbó

El anfitrión del almuerzo fue el ministro de Justicia, Germán Garavano. La invitada, la procuradora general, Alejandra Gils Carbó. A pesar de que la relación entre ellos nada tiene de cordial y el oficialismo ya le reclamó decenas de veces a Gils Carbó que renunciara, el encuentro fue pacífico, según relataron a LA NACION fuentes de ambos lados.

Gils Carbó fue acompañada por el secretario de Coordinación Institucional de la Procuración, Lisandro Pellegrini, un funcionario de su estrecha confianza. Garavano estaba con su número dos, el secretario de Justicia, Santiago Otamendi.

Al igual que en diciembre, cuando Garavano visitó a Gils Carbó en la Procuración, ayer hablaron de los planes de reforma para la Justicia que prepara el Gobierno y ella le contó sobre una serie de proyectos vinculados a la lucha contra el narcotráfico.

 

fuente LA NACIÓN

Comments

comments