Un ex funcionario K del gobierno de Martín Buzzi dejó la casa oficial que le había dado el Estado para el desarrollo de sus funciones, pero no se fue solo: se llevó todos los muebles que habían sido adquiridos por el Estado. Entre ellos, uno que resulta al menos insólito: una tabla de planchar. Esto obligó al gobierno entrante de Mario Das Neves a enviarle una carta documento para que devuelva los bienes. Pero hasta ahora, no hubo respuesta.

La información fue dada a conocer en un denominado “informe preliminar” sobre las irregularidades detectadas en la Lotería de Chubut, uno de los entes que mayores ingresos le genera a la provincia en materia de juegos. El involucrado es Alberto Vargas, ex gerente general de la institución a cargo de la presidencia y uno de los más cercanos colaboradores de Buzzi sobre todo durante la campaña.

En la carta documento enviada durante la primera quincena de diciembre se intima al ex funcionario a devolver además de la tabla de planchar (que costó 1.455 pesos según la orden de compra de Lotería) un despensero de dos patas que costó 1.521 pesos, dos caloramas (estufas), una heladera, una cama triple, dos alacenas de una pata que se adquirió a 648 pesos, una mesa de luz, una cama de una plaza y dos celulares entre otras cosas.

El informe asegura además que la gestión K generó en el instituto más de 74 millones de pesos en deudas más dos juicio con la AFIP: uno con sentencia firme de 62.154.369 pesos y otro en trámite por un monto de 38.676.582 pesos según los expedientes a los que tuvo acceso Clarín.

Pero si la falta de una tabla de planchar de escaso valor fue una sorpresa, todavía faltaba más: para dos fiestas en jardines de infantes, el gobierno kirchnerista pagó más de 150 mil pesos en golosinas, facturas y tutucas.

 

fuente CLARÍN

Comments

comments