Gabriela Michetti fue una de las principales impulsoras del llamado de Mauricio Macri a sesiones extraordinarias para poner en funcionamiento al Congreso. Rogelio Frigerio –ministro del Interior– y Emilio Monzó –titular de la Cámara de Diputados–, ambos clave en las negociaciones con el peronismo, eran partidarios de que la actividad legislativa arrancara en marzo. “La que está acá en el Senado soy yo”, buscó la vicepresidenta que tomara mayor peso su postura, en referencia a que este mes sólo habrá sesiones en esa Cámara.

Macri confirmó la convocatoria –esta mañana se publicará el decreto- con un temario como para no agitar grandes controversias y la certeza de un escenario despejado, que el Gobierno buscará asegurar con reuniones para consolidar los acuerdos que venía tejiendo.

En Balcarce 50 expresaron expectativas no sólo con dar con éxito los primeros pasos en el Congreso: a la vez buscarán mostrar que, aun con el peronismo en la oposición, el oficialismo será capaz de avanzar y exponer al kirchnerismo en un rol confrontativo y –al menos en esta primera etapa– sin capacidad para frenar sus iniciativas.

Marcos Peña –jefe de Gabinete– y la propia Michetti recibirán esta tarde en la Casa Rosada a los jefes de bloque del Senado, incluido el peronista Miguel Pichetto. “Será para iniciar el diálogo legislativo, sobre el temario para las extraordinarias y también la agenda del año”, adelantaron cerca del jefe de Gabinete. En rigor será el arranque del diálogo formal, ya allanado el camino en la previa: “Hay muy buena predisposición del peronismo para aprobar los pliegos”, confiaron en el macrismo sobre los nombramientos de Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz para la Corte Suprema. El temario incluirá también ascensos militares, pliegos de embajadores políticos, jueces y otros funcionarios judiciales del fuero federal (ver pág.7). Otro sector del Gobierno prefería esperar o lanzar ya un paquete más fuerte, que incluyera la reforma del Impuesto a las Ganancias y de la Ley Cerrojo, entre otros proyectos.

Pichetto expresó señales de la predisposición de una parte del peronismo –mayoritario en el Senado– a acompañar las iniciativas del Gobierno, a diferencia de la postura más confrontativa del kirchnerismo. “No es un temario conflictivo y hay buen clima, porque había un reclamo nuestro para que las cosas se hicieran así”, dijo ayer a Clarín un senador del Frente para la Victoria encolumnado con Pichetto, aunque no dio por descontado el aporte de todo el bloque para llegar a los dos tercios necesarios para las designaciones de Rosatti y Rosenkrantz: “Hay buena predisposición de muchos de los nuestros para tratarlas, la aprobación va a depender de varias cosas”. La principal será la negociación con las provincias por los fondos de coparticipación: el Gobierno descartó la devolución del 15% retenido para financiar a la ANSeS, aunque abordará la cuestión en reuniones individuales con cada gobernador. También quedó sobre la mesa de discusión la ampliación de la Corte a siete miembros: Michetti incluso aseguró que se trataría este año. De cualquier modo en la sesión de mañana se le dará ingreso a los pliegos, para el inicio de su tratamiento, y la definición quedaría para el mes próximo. El objetivo del macrismo será llegar al 1° de marzo, cuando Macri dará su primer discurso ante la Asamblea Legislativa, con el debate avanzado. A la reunión de esta tarde en la Casa Rosada también confirmaron asistencia la macrista Laura Rodríguez Machado, el radical Angel Rozas y el peronista disidente Adolfo Rodríguez Saá, entre otros.

A la vez Frigerio retomará, también hoy, las reuniones con los gobernadores: primero recibirá al rionegrino Alberto Weretilneck y luego irá a Colón para encontrarse con el entrerriano Gustavo Bordet. Seguirá el jueves en San Juan con Sergio Uñac y el viernes en La Rioja con Sergio Casas. Los encuentros están previstos para acordar planes de infraestructura y viviendas, y atender diferentes necesidades de cada uno: la situación de los productores frutihortícolas en el Alto Valle de Río Negro, las obras sobre la costa del Río Uruguay por las inundaciones en Entre Ríos, la minería en San Juan, la implentación de desarrollos productivos en La Rioja. En la Casa Rosada tienen el mapa con detalle de cuántos senadores y diputados responden a cada uno de los mandatarios.

 

fuente CLARÍN

Comments

comments