El ex secretario de Comercio del kirchnerismo, Guillermo Moreno, estuvo anoche como invitado central en el programa “Intratables” de Santiago del Moro y habló de su gestión, la que defendió hasta que Paulo Vilouta lo “tackleó” con una pregunta demoledora para el relato k: “¿Cuántos pobres dejó el kirchnerismo?”

Sin salida, por el silencio del conductor ante la pregunta formulada, el verborrágico funcionario admitió: “Dejamos una cantidad importante de pobres. Todo lo que sea un dígito, lo que esté por encima de 6%, representa muchos pobres”.


Seguido, Moreno se excusó al señalar que “recibimos un país con 50% de pobreza, no se podía salir a la calle, no se facturaba, no se vendía, no se compraba. Y en un año dimos vuelta todo”.

En otro tramo de la entrevista y en relación a la derrota electoral que sufrió el Frente para la Victoria el año pasado, en los comicios presidenciales, el ex funcionario reconoció que “en el final del ciclo, no supimos explicarle a la gente durante la campaña del 2015 que el mundo había cambiado, que el mundo estaba en guerra, como dijo el papa Francisco. El mundo del 2016 no tiene nada que ver con el mundo de 2003”, justificó de esta manera Moreno.

Fiel a su estilo irónico, Moreno disparó frases del tipo: “Le hice faltar azúcar y aceite a la gente, durante tres o cuatro días”; “Cuando yo me fui, el kilo de asado costaba veinte pesos” y la frase más desopilante la dijo casi al final de la entrevista: “Cristina Kirchner es de clase media”.

 

fuente CLARÍN

Comments

comments