Los datos son impresionantes: en la justicia federal, desde 2013 hasta ahora, se iniciaron 23.422 causas de drogas y 373 causas por cohecho, enriquecimiento ilícito y malversación de caudales públicos.

Los periodistas, por su trabajo, conocen muchos detalles de esas causas, pero otras se pierden en el olvido o jamás salen a la luz. Ahora, todo esto comenzará a cambiar, porque la Corte Suprema, hoy, anunciará la construcción de una enorme base de datos para transparentar toda esa información sobre casos de corrupción, narcotráfico y trata de personas y también la creación de un observatorio sobre narcotráfico.
“Las primeras acordadas contra la corrupción fueron durante el gobierno de Cristina Kirchner y ahora seguimos con esto. Queremos que los jueces tengan un mejor contexto para denunciar”, dijo ayer a LA NACION Ricardo Lorenzetti.

Así, el alto tribunal, que preside Lorenzetti, busca reforzar la transparencia y garantizar el acceso a la información pública en temas que son de alto voltaje y que están estrechamente vinculados con la inseguridad. A nadie se le escapa, tampoco, que la Corte está en vías de ser completada con Horacio Rossatti y Carlos Rosenkrantz, los dos jueces propuestos por el presidente Mauricio Macri, por lo cual las características de la concurrencia al acto de hoy pondrán en evidencia, también, el poder de convocatoria de Lorenzettti.

Respecto de los casos de corrupción, la Corte habilitará una base de datos en la que se podrá conocer el tipo de causas, los temas, los funcionarios imputados y los delitos que se le endilgan. Información a la que podrán acceder no sólo los periodistas o jueces, sino cualquier ciudadano.

Para las causas de narcotráfico, además, la Corte impulsará un observatorio que tendrá como fin mejorar la eficacia del Poder Judicial en el juzgamiento de este tipo de delitos.
Finalmente, para los procesos ligados a la trata de personas la Corte se apoyará en la Oficina de la Mujer del Alto Tribunal para ampliar la base de datos y así mejorar la información y el control social.

Así, a partir de ahora, si alguien quiere saber si Cristina Kirchner, Ricardo Jaime o Amado Boudou encabezan el ranking de causas de corrupción y el grado de avance de esas causas, o si algún funcionario de la gestión de Mauricio Macri está siendo investigado, podrá consultar un listado público que en breve elaborarán la Corte Suprema y la Cámara Federal.

Por cierto, la idea de llevar adelante esta iniciativa surgió hace varios meses en la Cámara Federal, y su secretaria general, Susana Etchevarría, elaboró esos registros junto con la Secretaría de Comunicaciones y de Gobierno Abierto de la Corte, a cargo de María Bourdin.

Sin embargo, en la Cámara Federal señalan que el respaldo de la Corte es fundamental para darle legitimidad y transparencia, así como para evitar que quienes aparezcan mencionados en esos listados puedan acusar a la Cámara Federal y a los jueces por algún tipo de persecución. Está claro que, tras el resultado de las últimas elecciones y la trascendencia de numerosas denuncias penales -principalmente contra funcionarios y empresarios ligados al kirchnerismo-, colocaron la corrupción y el narcotráfico en el tope de los reclamos de los ciudadanos.

 

fuente LA NACIÓN

Comments

comments