Desde su llegada al país luego de su “exilio” en Roma, el ex secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno , uno de los funcionarios más polémicos de los doce años de kirchnerismo, brindó diferentes entrevistas televisivas: pasó por 678 y dijo que en ese programa “no había peronistas” y se metió en la interna del PJ. También pasó por el ciclo Conversaciones de LA NACION y tuvo respuestas para todo, como su procesamiento por instigación a la violencia, la intervención del Indec (que él niega), su panchería, y las denuncias en contra por amenazas y maltratos a empresarios.
Ahora fue el turno para Alejandro Fantino en Animales Sueltos, en un diálogo agitado que desde la previa sentenció la dinámica de la entrevista con el cruce entre el ex funcionario kirchnerista y el periodista Eduardo Feinmann. “En la calle [Feinmann] estaba a los gritos, pero cuando estuvimos carita a carita temblaba como una nena”, dijo Moreno, mientras Fantino salió a defender a su colega. “Acá no está en juego si vos sos un tipo leal o no Fantino. Yo ni sabía que trabaja con vos Feinmann”, replicó Moreno.

Fiel a su estilo, Moreno contestó y se defendió cuando se le consultó por su supuesta intervención en el Indec mientras fue secretario de Comercio, aunque, en medio de la acalorada discusión, se contradijo: primero aseguró radicalmente que mientras fue funcionario del Estado las mediciones de inflación del Indec se hicieron “extraordinariamente bien”, para luego decir que desde el mismo organismo algunos de sus directores “medían mal la inflación a propósito”.

A esto último lo dijo para señalar que existe una relación entre quienes están en el organismo nacional de estadísticas y las consultoras, que trabajan a su vez con los bancos para determinar las tasas de interés. “¿Sabés cómo definen las tasas de interés los bancos? Le preguntan a las consultoras si el año que viene la inflación va a estar al alza. Si el banco dice que sí el banco sube la tasa de interés, y si la inflación no sube, la tasa de los bancos se mantiene”, explicó.

“El Indec medía mal la inflación a propósito. El jefe del Indec fue Miguel Bein, dos veces, y tiene una consultora”, dijo. Poco después, en medio de varios cruces -y algunas chicanas-, aseguró: “La inflación que se midió cuando estaba yo era perfecta. Vos [por Fantino] no tenés capacidad profesional para decir lo que está bien o está mal. Vos como periodista no tenés aptitud para decir si la inflación se medía bien o mal”.

Continuando con el tema, a Moreno se le preguntó sobre la forma en la que calculaban los precios en el interior del país y sobre su intervención en el organismo estadístico nacional, lo cual negó categóricamente: “Si te digo que medía la inflación en el Indec me metés en un problema, porque no lo hacía”.

Cada vez que tuvo oportunidad, Moreno lanzó férreas críticas contra el gobierno del presidente Mauricio Macri: “Este es un gobierno oligarca, y hoy los relevamientos de precios los hacen los mismo de siempre. [Jorge]Todesca (nuevo director del Indec) tenía dos tipos y calculaba la inflación durante años, ahora tiene 120 tipos y no la puede calcular. ¡por favor!”, reprochó. “En lo único que nos pusimos de acuerdo la oligarquía y el modelo nacional y popular es que Bevacqua no sirve”, añadió. En medio de múltiples ataques con tintes graciosos contra Macri y su gobierno, Moreno pidió la unidad del PJ, diciéndoles a sus “compañeros” peronistas que dejen de agredirse entre ellos. Se rió de Bonadio por procesarlo “porque repartía alfajores que decían Clarín miente y decía que incitaba a la violencia”, culpó a la ex directora del Banco Central Mercedes Marcó del Pont por la instauración del cepo cambiario y cargó contra Elisa Carrió: “¿No te das cuenta cuando miente? ¿No te acordás cuando no se bañaba, te parece que es sano? Esa señora no está bien, está enferma”.


Poco antes de finalizar, Moreno le envió un mensaje a la gente, mirando fijamente a la cámara: “Usted señora, no se olvide que los mejores días son, fueron y serán peronistas. No dude que él [por Fantino], gana 40 veces más que usted, pero en los próximos meses lo va a ver más flaquito”.

Y cuestionó: “¿Vos querés un país que no le dé de comer a la gente? Eso es lo que hizo Macri. ¿O no me dijiste vos que el asado está caro? Macri no puede predicar con el ejemplo… si siempre vivió de Franco, ¿entendés el chiste?”.

fuente LA NACIÓN

Comments

comments