Editorial por Natalia Vargas
Editorial por Natalia Vargas

Memoria, verdad y justicia; tres items que no se cumplen, más allá de las banderas y de las ganas socialmente nos hemos perdido en los colores políticos que se adueñan de la historia que hasta el día de hoy está dividida pero con muertos que ya no hablan como los futuros muertos que caminamos en las calles.

MEMORIA: De lo que no se debe hacer que es mirar a un costado ante la censura y la persecución ideológica o periodística, en esos años de un lado o de otro se sufría el callate la boca y mirá para otro lado si no querías llegar a pasar por desaparecido o bombardeado. Hoy en día sufrimos de la NO memoria y es tanto así que nosotros como medio de comunicación libre sufrimos diariamente la persecución del te matamos dejándote solo respirar.
VERDAD: Se reclama por algo de lo que no se quiere saber, miles de voces piden la verdad de las cosas pero cuando se muestra solo se tiran piedras de silencio condenando al que las escribe o dice porque no están bajo los planes de grupos escondidos perpetradores de la matanza democrática.
JUSTICIA: La que no llega ciegamente a todos, se desvela por las noches mirando como un vigía solo una parte de la tierra dejando a los demás en una oscuridad de letras y conocimientos que al no ser aceptados y promovidos por los estamentos de poder son de suma peligrosidad para el que la posee.
Somos perseguidos políticos, somos perseguidos sociales, somos el medio a esas cosas que les abren los ojos y por la misma razón los hilos se mueven para cortar nuestras cuerdas vocales, tanta es la cacería que recibe COSMOS FM que se tiene estrictamente prohibido hablar con los representantes de ella; personajes habituales de tribunales han hecho del susurro su metodología de ataque a un medio que solo cometió un crimen que es dejar la verdad desnuda para que todos la admiren, porque nosotros no somos amigos del poder y la amistad no la traducimos en encubrimientos.
No ejecutan a diario con guillotinas oficiales y extra oficiales, lobos con piel de cordero que hacen lo mejor para el poder, que sus banderas ya se quemaron antes de ser flameadas.
Corruptos que hoy a 40 años hacen lo mismo que en esa época, matar las esperanzas de una democracia digna, no aprendimos nada, el periodismo se compra, se vende a los ojos de todos y es avalada por todos, mientras se nos persigue con todos mirando a la pared.
MEMORIA, VERDAD Y JUSTICIA no son un par de pañuelos, somos todos los idealistas que morimos por la verdad.

Comments

comments