La Justicia mendocina ordenó la detención del intendente kirchnerista de Santa Rosa, Sergio Salgado, acusado por asociación ilícita y otros graves delitos. El jefe comunal sigue sin aparecer, luego de varios allanamientos. “No sé de qué se me acusa. Soy un perejil; si no tengo garantías, no voy a la Justicia”, explicó por teléfono a medios locales. Salgado mantiene contacto con su abogado, Fernando Peñaloza, quien le solicitó al fiscal especial Santiago Garay que siga en libertad. El pedido fue ayer. Mientras tanto, lanzó un mensaje por Facebook: “Hoy pasaron los límites”.

El departamento de Santa Rosa, 80 kilómetros al este de la capital provincial, se encuentra convulsionado. Salgado asumió en 2007 y fue reelegido en junio pasado. Lo acusan de asociación ilícita agravada, administración fraudulenta, peculado y libramiento de cheques con imposibilidad de cobro. Entre otras cosas, el fiscal encontró 500 cheques sin fondos, entre los cuales aparecían sumas importantes cambiadas en una financiera y que tendrían como destinatario al propio intendente, además de que hay dudas sobre el destino del millonario cobro del estacionamiento de la feria La Salada y sospecha sobre las obras públicas.

Sergio Salgado
Intendente de Santa Rosa, en Mendoza

Ordenada su detención y después de varios allanamientos, el jefe comunal sigue sin aparecer. “Soy un perejil; si no tengo garantías, no voy a la Justicia”, dijo por teléfono a medios locales

 

fuente LA NACIÓN

Comments

comments