Por primera vez durante el gobierno de Mauricio Macri, cuatro sindicatos docentes de alcance nacional –CTERA, SADOP, UDA y CEA– convocaron a un paro para hoy. La medida de fuerza, que alcanza a las escuelas primarias y secundarias públicas y privadas, tendría más impacto en las provincias en las que todavía no se cerró la paritaria y sigue la puja salarial. Sin embargo, también cuenta con la adhesión solidaria de los gremios porteños (como UTE) y de los bonaerenses (como la FEB y SUTEBA).

Los motivos que esgrimen los gremios para ir al paro son respaldar a los docentes en conflicto, reclamar el cumplimiento de la totalidad de la paritaria nacional y rechazar el posible cierre de la causa por las responsabilidades políticas en el asesinato del profesor neuquino Carlos Fuentealba, de cuyo crimen se cumplen hoy 9 años.

El ministro de Educación, Esteban Bullrich, aseguró anoche que acompaña el pedido de justicia por la muerte de Carlos Fuentealba, pero calificó como “excesiva” la convocatoria al paro, ya que con esta medida “los perjudicados terminan siendo los alumnos”.

El único gremio docente nacional que no adhiere a la protesta es AMET, por lo que en las escuelas técnicas tendrán clases sin problemas hoy. Los cinco gremios nacionales habían firmado el 25 de febrero pasado un acuerdo para llevar el salario inicial docente a $ 8.500 en julio. Esto implicó una recomposición del 40,2% en dos tramos para los salarios más bajos. Y una aumento del 32% para la mayoría de los docentes.

Las clases empezaron el lunes 29 de febrero, pero fue un arranque desigual. Si bien en dos distritos clave como la ciudad de Buenos Aires y la Provincia los alumnos no perdieron días en el aula, en nueve provincias hubo paros y el inicio del ciclo lectivo se postergó. Lo sufrieron Córdoba, Mendoza, Neuquén, Chubut, Tierra del Fuego, Catamarca, Chaco, Santa Cruz y Santa Fe. Y al día de hoy, más de un mes después, todavía en seis distritos el conflicto continúa (ver Provincias…).

Los gremios docentes marcharán hoy a las 12 en Capital, desde la Casa de Mendoza, en Callao y Corrientes, hasta el Ministerio de Educación nacional.

Es en Mendoza justamente donde se juega uno de los conflictos más fuertes por el denominado “ítem aula”, que permite cobrar más a los docentes que están al frente del aula. Los gremios lo consideran un nuevo presentismo.

Desde CTERA sostienen también que el Fondo Compensador y el FONID no se están pagando en todas las provincias. Y reclaman “la continuidad de los planes nacionales”, como el Fines, Conectar Igualdad, y Orquestas y Coros, a los que consideran “en riesgo”.

“No solo estamos planteando la continuidad de estos programas sino también que se preserve la fuente de trabajo y el proyecto pedagógico”, declaró Sonia Alesso, secretaria general de CTERA. En Córdoba, en tanto, anunciaron que descontarán el día a los que paren. “Por un problema de algunas provincias, no pueden solidarizarse y dejar a todo el país sin clases”, dijo el ministro Walter Grahovac.

A esto se suma el reclamo por el caso Fuentealba, profesor de Química asesinado en una protesta en 2007. La Cámara Criminal de Neuquén condenó en 2008 al cabo primero de la Policía neuquina José Darío Poblete a prisión perpetua por matar por la espalda y a quemarropa al docente que participaba de la marcha. Pero los querellantes esperan todavía que se avance sobre los responsables políticos.

 

fuente CLARÍN

Comments

comments