Desde el domingo, cuando estalló el escándalo por las filtraciones de los llamados “Panama Papers”, los gobiernos de Argentina y Panamá coincidieron en que no se trata de un tema de Estado. En la Rosada afirman que Macri no habló con su par Juan Carlos Varela ni siquiera para intercambiar opiniones. Tampoco quiso referirse al tema el embajador de Panamá aquí, Dionisio de Gracia Guillén, quien sí comentó que desde la gestión de Cristina Kirchner ambos países conversan sobre un posible acuerdo de intercambio de información financiera, que se frenó por las denuncias de Panamá ante la Organización Mundial de Comercio contra los frenos a las importaciones del gobierno K.

¿Qué piensa del escándalo desatado por los Panama Papers?

La Republica de Panamá no tolerará ningún tipo de acto para esconder delitos internacionales, ya sean fiscales, de terrorismo, de narcotráfico. Si a la República de Panamá se le solicita un intercambio de información por los mecanismos legales, con mucho gusto se procederá a completar los trámites que establece la legislación internacional y de nuestra legislación nacional. Sí nos llama la atención que se se está mancillando nuestro nombre. ¿Por qué no se le pone Reino Unido Papers o Mossak Papers, Fonseca Papers o Corruption Papers? Se está dañando la imagen de un país poniéndole Panama Papers.

Panamá es un país con mala imagen en materia fiscal.

En materia fiscal. Estar en la lista gris es ser un país poco colaborador en información de intercambio fiscal. Para ser colaborador se requiere entre Estados la negociación de un tratado, que puede ser en materia fiscal, o en materia penal. Un Estado no puede pedir a otro que le dé información así nomás, tiene que haber un tratado. Cualquier tipo de cooperación se hace con gusto de manera bilateral. En menos de doce años Panamá ha logrado introducir siete leyes que modifican el sistema de sociedades anónimas. Y ello hizo que el Grupo de Acción Financiera Internacional (El GAFI) sacara a Panamá de la lista de los no cooperadores. Hoy abrir una cuenta en mi país es una de las odiseas más terribles que puedan haber.

-Se lo ve negativo frente al escándalo de los Papeles de Panamá.

-Vemos un avasallamiento de potencias europeas que creen que nos encontramos en el siglo XV, que somos colonia. Las cosas deben pedirse con respeto.

-¿A qué se refiere?

-Los documentos conocidos el domingo son información sustraída ilegalmente. Pero detrás de ello el pueblo panameño tiene la sensación de que está la mano de la OCDE. Hoy los cables noticiosos dicen que Alemania confiesa haber pagado a quien da la información. Desde el punto de vista jurídico eso es sustracción de evidencias legales, igualito que con los Wikileaks que tienen a Julian Assange en la embajada de Ecuador en Londres, y a Edward Snowden en Moscú, aunque sean más grande.

 

fuente CLARÍN

Comments

comments