El ex secretario de Transporte Ricardo Jaime, detenido desde hace una semana en la cárcel de Ezeiza por la compra supuestamente fraudulenta de trenes en desuso a España y Portugal, deberá declarar hoy.

El juez Sebastián Ramos investiga el modo en que Jaime no cumplió con la normativa que indicaba que, mientras fue secretario de Transporte, debió haber renegociado los contratos de los ferrocarriles privatizados. El caso se encuadra en el delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público. Al no haber reconvenido los contratos como se hizo en otras áreas del Estado, Jaime ganó en discrecionalidad para manejar fondos del área de transporte.

Jaime será nuevamente trasladado desde Ezeiza hasta los tribunales de Retiro para presentarse ante el juez federal Sebastián Ramos: el punto clave serán los subsidios otorgados por el Estado Nacional a las empresas concesionarias de ferrocarriles y subtes durante el período 2003-2010.

El ex funcionario “K” está preso por irregularidades en la compra de material ferroviario a España y Portugal, aunque sobre él ya pesa una condena unificada de seis años de prisión aún sin cumplimiento efectivo por la tragedia de Once y por dádivas.

Julieta Jaime es una de las tres hijas de Ricardo Jaime. Está bajo investigación judicial en la causa por enriquecimiento ilícito en la que el ex secretario de Transporte de Néstor y Cristina Kirchner está acusado porque no pudo justificar una suma cercana a los 12 millones de pesos.

Para hacerse de esa suma en bienes, Jaime utilizó varios testaferros. Algunos de su círculo familiar y otros de su círculo de negocios. Entre los de su familia se halla Julieta Jaime, quien el martes tuvo que declarar en indagatoria ante el juez Sebastián Casanello y el fiscal Carlos Rívolo por la compra de una moto de agua.

La hija de Jaime dijo que compró la moto mediante ingresos propios. Y que su padre no tuvo relación con esa adquisición. Jaime dijo más o menos lo mismo.

Pero el fiscal no aceptó las explicaciones y le pidió al juez que lo procese a Jaime también por la moto de agua porque está comprobado que su hija no tenía cómo comprarla.

fuente INFOBAE

Comments

comments