La diputada nacional Margarita Stolbizer remarcó la importancia de la investigación del caso Hotesur por la vinculación con la ex presidenta Cristina Kirchner y su familia, en diálogo con Joaquín Morales Solá en el programa Desde el Llano.
Stolbizer expresó que “la causa Hotesur es la radiografía de una parte de los negocios de la familia Kirchner, una parte que tiene mucho que ver con los negocios de la familia Báez”, y destacó la actuación del juez federal Claudio Bonadio . “Mientras [la causa] la tuvo el juez Bonadio se hicieron varios allanamientos que permitieron recavar mucha información. Cuando llegó a Buenos Aires, el juez Bonadio fue removido de la causa y la tomó el juez Rafecas, que no hizo nada en la causa. Toda la documentación quedó en un galpón”, dijo.

“Hay que bajar la ansiedad respecto de la prisión, lo importante es que se derrumben los mitos del relato que ella instaló”

Para la diputada, el revuelo que ha generado la actividad judicial en Comodoro Py con la investigación de los videos de La Rosadita y los vínculos que puede tener con la causa Hotesur, que se relacionaría con presuntos actos de corrupción kirchnerista, es importante: “Está muy claro el vínculo y el negocio en Hotesur y en Los Sauces, la otra causa que yo he presentado. Es la devolución de los favores que hace Lázaro Báez con la modalidad de alquiler de habitaciones de hoteles. Lázaro Báez es el empresario más beneficiado con la obra pública en el gobierno de Néstor [Kirchner] y luego en el de Cristina; él pagaba sumas millonarias por habitaciones que no se ocupaban”.

Consultada acerca de la posibilidad de que la ex mandataria pueda quedar presa, Stolbizer dijo: “Hay que bajar la ansiedad respecto de la prisión, lo importante es que se derrumben los mitos del relato que ella instaló. Lo que más necesitamos es recuperar lo que se han llevado”.
A su vez, explicó la forma en la que ella sospecha que se lavaba el dinero. “El lavado es el mecanismo por el que se vuelve al circuito legal el dinero mal habido, por eso el juez Casanello investiga el lavado, pero necesita comprobar el delito precedente. Nosotros agregamos documentación vinculada con el uso de facturas truchas: Lázaro Báez decía pagarle a una empresa para hacer rutas pero esa empresa no tenía empleados ni máquinas para hacerlo, además esa empresa no ingresaba lo que Báez le pagaba”.

“Mucho se habla de los miles de millones (…) Yo trabajo con sumas más pequeñas pero comprobables, hablamos de millones, de 10 o 20 millones (…) Los dedos han quedado puestos porque firmaron cada uno de estos contratos”, concluyó.

 

fuente LA NACIÓN

Comments

comments