El objetivo es doble: que frente a una inflación que crece la gente pueda comprar más barato y que además adquieran productos de la economía popular a través de un sistema de consumo colaborativo de relación directa entre productor y consumidor. Así, en septiembre de 2015, distintas organizaciones sociales que armaron el movimiento Pueblos en Marcha lanzaron la Misión Mercado de Consumo Popular (Me.Co.Po.).

“A cada uno de nosotros nos pasa que ir a comprar en el supermercado implica un 40% más en comparación con la canasta que está en la misión. Además de denunciar a los supermercados y apoyar el boicot de #SuperVacíos, reclamamos que el Gobierno dé una respuesta al asunto y, al mismo tiempo, nos ocupamos de llevar adelante una propuesta colectiva”, explica Carina López Monja, vocera de Misión MeCopo. Y agrega: “Veníamos haciendo ferias en los barrios y quedaban muy acotadas a donde teníamos presencia. Costaba mucho que el resto de la gente se acercara desde otros lugares. Y pensamos cómo construimos una propuesta para llegar a todos”.
La propuesta consiste en armar canastas predeterminadas de alimentos, verduras, frutas, almacén, cereales y librería provenientes de 15 cooperativas populares y de empresas recuperadas.

Y se invita a que cada vecino arme un círculo en su barrio para organizar un pedido colectivo. “Cualquiera puede ser coordinador de un círculo. Sólo tienen que organizarse con dos hogares más -que no sean más de diez- y centralizar el pedido a la Misión. Los envíos los estamos haciendo una vez por mes, pero la idea es hacerlos quincenales. Vemos con el coordinador si lo viene a buscar o mandamos un flete. Va a la casa del coordinador y desde allí se organizan los vecinos del barrio”, agrega López Monja.
Desde su página en FB (Misión MeCopo) comparten las novedades, las canastas que tienen y se suman nuevos círculos. Ya son 50, todos de más de tres familias. “Las redes para eso son bárbaras. Una vez que participan las personas, comparten la información y se enteran otras”, dice López Monja.

Sus primeros pasos fueron en la ciudad de Buenos Aires, en los barrios de La Boca, Constitución y Barracas. Con el tiempo se fueron sumando personas que querían armar círculos en Recoleta, Parque Chas; en Pacheco, en zona norte, y en Lanús, en zona sur. “Este mes tuvimos 700 mensajes en cuatro días en Facebook. Se nota la necesidad de comprar más barato.”

Una nueva comercialización
Como muchos de los productos que realizan desde las cooperativas -como juguetes de madera- son muy difíciles de ingresar en el mercado, la idea es generar nuevos canales de comercialización y de distribución para este tipo de artículos. Quieren sumar más barrios y llegar a más consumidores organizados. Y lo bueno es que tienen la capacidad para cubrir esa demanda porque algunas cooperativas comercializan en mercados barriales.

“La parte del nombre de La Misión la copiamos de la experiencia de mercados de Venezuela de generación de alimentos en comunas y otras como la Misión Vivienda o Robinson. Y si se copaban los vecinos, entonces quedaba Me copo y jugamos con el nombre. Además del servicio de colocar los productos, esta movida permite generar otra manera de relacionarnos y apostar a otro tipo de economía”, concluye López Monja.

Cómo sumarse a la movida

A través de su página de Facebook

Todas las personas que quieran sumarse a un círculo o empezar uno nuevo en su barrio, pueden ingresar a la página de FB: Misión Mecopo y enviar un mensaje.

 

fuente LA NACIÓN

Comments

comments