El tono de la marcha del viernes último terminó con los intercambios de mensajitos de texto y los encuentros reservados. En pleno debate por el proyecto de suspensión de los despidos que impulsan las centrales obreras y el peronismo opositor, la relación entre Mauricio Macri y Hugo Moyano entró ayer en una fase de máxima tensión. Las frases del camionero, que ayer subestimó los conocimientos de política del Presidente, no hicieron más que recoger rechazo y respuestas irónicas por parte de las principales espadas del Presidente, que de ahora en más prometieron “seleccionar más y mejor ” sus interlocutores en el gremialismo.
Todo comenzó por la mañana, cuando el Presidente recorrió las obras del viaducto en Puente de La Noria junto con la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal y el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta. “Sacamos todas las retenciones a cualquier tipo de exportación en la Argentina, sean industriales, mineras o del campo. ¿Para qué? Para generar más trabajo. Por eso no entiendo cuando algunos dicen que es para beneficiar a algún sector, ¿será ignorancia o es mala fe? Si lo que estamos buscando es poner el país en marcha”, dijo Macri, en referencia a las críticas del sindicalismo

Casi al mismo tiempo, Moyano apuntaba al Presidente en declaraciones radiales, con sus expresiones en el almuerzo de los gastonómicos en mente. “Lo dijo Macri. Entiende menos de política que yo de capar monos, como decía un amigo. Sabe menos de política que muchos de nosotros”, asestó el líder de la CGT Azopardo, en relación con los dichos de Macri en contra de la norma aprobada la semana pasada en el Senado, que suspende los despidos por 180 días. “No lo pongo como una agresión sino como un dicho. O está mal asesorado o se lleva directamente por las intuiciones de él”, intentó corregir el líder cegetista, segundos después de decir que al Presidente se le veían “algunos pelitos de gorila”.

Respuesta diplomática
Apenas terminó el acto, voceros del Gobierno intentaron poner paños fríos mientras ocultaban su malestar. “No es bueno subestimar, en política hay que apostar por el diálogo”, dijo Rodríguez Larreta apenas finalizado el acto en Puente de La Noria, dónde también estuvo el intendente peronista de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde.

El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, reiteró el rechazo del Gobierno a la norma y su apuesta por el proyecto de ley de primer empleo que establece exenciones impositivas para aquellos empresarios que empleen a jóvenes de entre 18 y 24 años.

Fuera de micrófono, las críticas al camionero oscilaban entre la ironía y la sensación de un quiebre permanente. “No lo podemos tomar en serio. El cuando hizo política le fue muy mal, y Macri llegó a Presidente”, ironizaban ayer en uno de los despachos importantes de la Casa Rosada. “En privado él le dijo al Presidente que no quería la doble indemnización. Se pasó de rosca, pero si se pone en la otra vereda lo vamos a pelear”, afirmó otro funcionario con conocimiento del mundo gremial. Casualidad o no, el jefe de gabinete Marcos Peña recibió ayer por la tarde en Casa Rosada a Gerónimo Venegas, líder de Uatre y uno de los dos dirigentes que Macri valora por su apoyo anterior a las elecciones de octubre. El otro, Dante Camaño, fue su anfitrión en el almuerzo por el día del Trabajo que se realizó el domingo en la sede porteña de los gastronómicos.

¿Por qué Moyano salió con estas críticas? “Busca poder, tanto en la CGT como en el PJ”, contestaron cerca del Presidente. Mencionaron además el enojo de Moyano por no poder “incidir” en su momento en la designación de los ministros de Trabajo y Transporte, y el proyecto de ley de la diputada Elisa Carrió que exige a los gremialistas presentar su declaración jurada de bienes.

El Presidente, que el domingo conversó sobre los cortocircuitos con el sindicalismo con Peña y Triaca, prefirió dedicarse a otros temas problemáticos. Ordenó destinar una partida adicional para atender los reclamos de las universidades, complicadas por los aumentos de tarifas. El anunció formal se hará hoy, luego de que Macri reciba a los rectores de las universidades nacionales.

“Las relaciones están cortadas”, definió un funcionario ayer al caer la tarde, mientras pronosticaba el destierro para Moyano, más allá de que el debate por la ley antidespido vive horas decisivas. “Es una ley política que no sirve”, repetían en Balcarce 50.

Un contrapunto subido de tono

Hugo Moyano

Titular CGT Azopardo

“(Macri)Entiende menos de política que yo de capar monos (…) expresa esas cosas que no tienen que ver con la realidad política”

Mauricio Macri

Presidente

“Cuando dicen que beneficiamos a algún sector, ¿será ignorancia o es mala fe?”

Un regalo que generó pólémica

El líder de la CGT fue tema ayer en las redes sociales y no por su actividad gremial. El collar que le regaló a la dama de los almuerzos, Mirtha Legrand, fue motivo de polémica y críticas. “Me salió 16.000 pesos, lo compré en tres cuotas”, dijo Moyano.

 

fuente LA NACIÓN

Comments

comments