Con muchos detalles todavía por definir y tensiones internas en varios bloques, en la Cámara de Diputados avanzaba ayer un acuerdo entre el oficialismo y un sector de la oposición para modificar el proyecto de ley antidespidos votado la semana pasada en el Senado.
Las tratativas se complicaron anoche, ante el reclamo de dos de las tres vertientes de la CGT para que se aprobara sin cambios el proyecto del Senado y ante la decisión de las centrales obreras de rechazar la invitación de las comisiones de Presupuesto y de Legislación del Trabajo para exponer hoy ante los diputados. Se sumaron al desplante de Hugo Moyano y Antonio Caló los dos jefes de la CTA, Pablo Micheli y Hugo Yasky.

De acuerdo con el cronograma fijado por las comisiones de Presupuesto y de Legislación Laboral, se emitiría dictamen la semana que viene, después de escuchar a las pymes y al ministro de Trabajo, Jorge Triaca. Y se debatiría en el recinto el miércoles 18 o el jueves 19.

Comments

comments