Lázaro Báez lleva un mes en prisión y desde que está detenido nunca tantas personas pugnaron por llegar como sus defensores o intentaron llegar a él para llevarle un solo mensaje: que declare como arrepentido.

Una nube de abogados se apersonó en diferentes momentos en la cárcel de Ezeiza para hablarle, algunos enviados por su familia y otros no se sabe por quién ni con que intenciones.

En otros casos se acercaron letrados que invocaron supuestos lazos con el Gobierno y que le llevaron el mensaje de que cuente todo lo que sabe e implique a Cristina Kirchner en la causa de lavado de dinero.

Fuentes cercanas a Báez narraron que una abogada de bajo perfil mediático, pero de alto conocimiento, le hizo llegar su oferta de representarlo y favorecer su arrepentimiento.

Hasta Leonardo Fariña lo exhortó por los medios para que declare como arrepentido.

Hasta lo visitó en la cárcel el mediático Fernando Burlando, que públicamente dijo que lo defendería por 20 millones de dólares pero, cuando estuvo frente a frente, le confesó que lo haría gratis. Se lo acercó uno de los hijos de Báez contra la opinión de su hermano y su propuesta no prosperó.

Finalmente, la que tuvo un éxito regular fue la abogada de Martín Lanatta, el evadido recapturado por el triple crimen de la efedrina, Elizabeth Gasaro, una abogada de bajo perfil y antecedentes pocos conocidos en tribunales.

La abogada se apersonó en el penal de Ezeiza para ver a Báez justo cuando su abogado Daniel Rubinovich estaba por verlo. Hubo un encontronazo.

Pero la mujer luego se presentó en el juzgado de Sergio Torres, donde se investiga una causa por la construcción del mausoleo de Néstor Kirch-ner en Santa Cruz. Allí exhibió un escrito en el que decía que Báez la había designado como su abogada.

Había sido refrendado supuestamente por el propio Báez en la cárcel y para probarlo tenía una certificación y un sello de un penitenciario.

En el juzgado no le creyeron y se resolvió que ayer cuando Báez fuera a Comodoro Py 2002 a declarar le exhibirían la firma. El empresario la reconoció como suya, con lo que la abogada de Lanatta sumó desde ayer un nuevo cliente, mucho más poderoso que su asesino condenado por triple homicidio. Gasaro es la cara visible del estudio de Héctor Yrimia, denunciado por Alberto Nisman antes de morir como ligado a los servicios de inteligencia.

Echegaray, hoy ante Bonadio

Ricardo Echegaray declarará hoy en la causa en que el juez federal Claudio Bonadio lo indagará como sospechoso de falso testimonio. Echegaray había dicho que el ministro Alfonso Prat-Gay era uno de los evasores que sacaba dinero del país mediante una cuenta del HSBC en Suiza. Prat-Gay era apoderado de una cuenta de Amalia de Fortabat. Echegaray debe declarar el día 17 como imputado en otra causa con el juez Sebastián Casanello, que lo acusa de facilitar que Báez evadiera US$ 5 millones a través de Austral Construcciones.

 

fuente LA NACIÓN

Comments

comments