El juez federal Julián Ercolini ordenó avanzar con la autopsia psicológica del fiscal Alberto Nisman para determinar el estado de ánimo en que se encontraba el titular de la Unidad Fiscal AMIA días antes de su muerte, ocurrida el 18 de enero de 2015, cuatro días después de haber acusado a la entonces presidenta Cristina Kirchner de encubrimiento a Irán en la voladura de la mutual judía.
Ercolini firmó la orden para realizar la autopsia “en forma urgente” a pedido del fiscal Eduardo Taiano, quien tiene en sus manos la investigación por la muerte de Nisman luego de que el caso pasara a manos de la justicia federal.

El juez pidió realizar el estudio “ante la posibilidad de que el transcurso del tiempo torne deficiente o imposible su realización, resultando por ello un acto procesal irreproducible y definitivo en juicio”.

Según se informó en Tribunales, el juez dispuso que el Cuerpo Médico Forense de la Justicia Nacional concrete la medida, una de las pruebas que quedaron pendientes y que no se completó mientras el expediente estuvo a cargo de la jueza Fabiana Palmaghini.

En marzo pasado, Palmaghini dispuso realizar una “autopsia psicológica” sobre el fallecido como complemento del peritaje integrador encargado a expertos de la Gendarmería Nacional.

Pedida por los abogados querellantes que representan a las hijas de Nisman y recomendada por la propia Gendarmería, la pericia busca establecer, en un contexto histórico, cómo era el fiscal y cómo se encontraba en los tiempos mediatos e inmediatos anteriores a su muerte.

Esa pericia se recomienda hacer seis meses después de la muerte, pero antes de los 18 meses y, teniendo en cuenta que se están por cumplir 16 meses del fallecimiento de Nisman, los investigadores consideraron imperioso avanzar con la diligencia. Se requieren testimonios de personas cercanas al fiscal, que puedan dar detalles de su vida previa a su deceso, ya que en su entorno están convencidos de que Nisman no tenía un perfil suicida.La hipótesis de las querellas es que el titular de la UFI AMIA fue asesinado en el marco de su trabajo.

En su momento, la fiscal Viviana Fein había rechazado realizar esta medida porque entendió que, entre las declaraciones testimoniales reunidas en los 60 cuerpos que suma el caso, hay evidencia suficiente para conocer el estado de ánimo del fiscal en los días previos a su muerte.

La Cámara del Crimen resolvió que la causa en que se investiga la muerte de Nisman sea investigada por la Justicia federal, como había dispuesto la jueza Palmaghini en su última resolución. No obstante, la defensa del técnico de computación Diego Lagomarsino, que fue quien proveyó a Nisman el arma con que murió, insiste en que el caso quede en la Justicia de instrucción. Por eso es que presentó un recurso que tiene ahora a estudio la Cámara Nacional de Casación penal, es decir el máximo tribunal penal de las causas no federales.

Los jueces pidieron los originales del expediente y convocaron a una audiencia para decidir si analizan el planteo.

A pesar de que la causa podría volver a instrucción, el juez federal Ercolini dispuso avanzar con estas medidas de prueba y la fiscalía formó una comisión especial para trabajar en el caso.

Alberto Nisman

Fiscal de la causa AMIA

Apareció muerto el 18 de enero de 2015, cuatro días después de denunciar a Cristina Kirchner por encubrir el caso AMIA

 

fuente LA NACIÓN

Comments

comments