Pese a estar en el centro de la polémica desde hace años, los Kirchner han hablado poco y nada sobre sus negocios privados. Por eso, ayer sorprendió un comunicado de la ex presidenta que brindó detalles sobre su actividad comercial. “La familia Kirchner no explota ningún hotel, ni nunca lo hizo”, afirmó el escrito, que señaló que la ex familia presidencial sólo alquiló inmuebles propios, aunque no aclara a quiénes.

Cristina Kirchner habló ayer por primera vez después de que la Justicia la imputó en la causa que investiga a Los Sauces SA, la sociedad anónima que le reportó dividendos millonarios a la ex familia presidencial gracias al alquiler de ocho inmuebles a firmas de los empresarios Lázaro Báez y Cristóbal López.
En sus ocho puntos, el comunicado, publicado en la cuenta de Facebook de Casa Rosada 2003-2015, no mencionó quiénes alquilan los inmuebles de Los Sauces SA. Omitió así referirse al eje de la causa que investigan el juez Claudio Bonadio y el fiscal Carlos Rívolo. Es que todas las propiedades de esa sociedad de los Kirchner fueron alquiladas por Báez y López, ambos proveedores de obra pública.

“La familia Kirchner tiene tres sociedades, Los Sauces SA, Hotesur SA (cuya actividad económica es el alquiler del único inmueble propiedad de esa sociedad, donde funciona el hotel Alto Calafate) y Coma SA”, señaló el escrito. Sin embargo, tampoco se refirió la ex presidenta a quiénes administran los hoteles de su propiedad ni tampoco los mencionó.

De acuerdo con la documentación oficial existente, los hoteles de los Kirchner fueron gerenciados por sociedades o personas de su entorno directo. Valle Mitre -sociedad anónima de Lázaro Báez- fue la gerenciadora de los hoteles Alto Calafate, Las Dunas y La Aldea del Chaltén entre 2009 y 2013, año en que estalló el escándalo. Sobre este último hotel, si bien fue construido sobre un terreno de Los Sauces SA, Lázaro y Martín Báez declararon tener la mayoría accionaria.

En agosto de 2013, la administración de los complejos pasó a manos de Idea SA, una empresa fundada por Carlos Sancho cuya cara visible es Osvaldo Sanfelice, ambos socios de Máximo Kirchner en la inmobiliaria de Río Gallegos.

El quinto punto del comunicado hizo alusión a una nota que publicó anteayer el diario LA NACION, que reveló que Los Sauces SA tiene un solo empleado, Ramón Anjel Díaz Díaz, jubilado. La empresa de Cristina Kirchner dijo que se trata de un jardinero y agregó: “Pretender hacerle creer a la opinión pública que el hotel Los Sauces tiene un solo empleado, sólo es una demostración más de la real malicia informativa”. Sin embargo, este medio nunca se refirió al hotel Los Sauces, sino siempre a la sociedad anónima (del mismo nombre) que reportó dividendos por más de 20 millones a los Kirchner en los últimos años.

A través del comunicado de Los Sauces SA, la ex presidenta acusó de “mala fe” a “algún sector del Poder Judicial” y a la diputada Margarita Stolbizer, denunciante de la causa. Además, dijo que existe “real malicia” de parte de algunos medios.

Dato llamativo

Tras las acusaciones, Silvina Martínez, la abogada que patrocinó la denuncia de Stolbizer, respondió: “Lo llamativo es que Los Sauces SA no tuvo ningún movimiento desde que se constituyó hasta el 2009, cuando comenzó a adquirir inmuebles por casi 10 millones de pesos”.

Y agregó: “El escrito omite que los terceros que alquilan los inmuebles siempre son contratistas de obra pública y que la vinculación se origina en el período en el cual Néstor y Cristina Kirchner fueron presidentes. Este comunicado únicamente confirma todos los términos de nuestra denuncia”.

En la aclaración sobre sus empresas, Cristina Kirchner no informó acerca del hotel Las Dunas, también de El Calafate. Según pudo saber LA NACION, Idea SA, gerenciadora del complejo, factura a nombre de la sucesión de Néstor Kirchner.

Casanello pidió datos sobre las cuentas de Macri

El juez federal Sebastián Casanello pidió ayer al Banco Central que requiera a todas las entidades financieras del país diversos datos sobre las cuentas bancarias en las que el presidente Mauricio Macri haya participado como titular y/o apoderado a partir del 1° de enero de 2016 hasta la actualidad.

El juez también solicitó los movimientos de fondos de sus cuentas bancarias, en el marco de la investigación sobre los Panamá Papers en que el titular del Poder Ejecutivo aparece como integrante de Fleg Trading, una sociedad offshore con sede en Bahamas, junto a varios miembros de su familia.

También libró un exhorto a Brasil para que las autoridades le remitan toda la información disponible respecto de las firmas Fleg Trading Limited, Global Collection Services y Owners Do Brasil Participaçoes, y si el presidente Macri figura o figuró como accionista o tuvo un cargo en esas sociedades.

 

fuente LA NACIÓN

Comments

comments