CÓRDOBA.- Uno de los abogados involucrados en una megaestafa investigada en esta ciudad aparece en los Panamá Papers, junto con su esposa. Están vinculados a la consultora offshore Goldberg International, que se presenta como especialista en regulaciones fiscales norteamericanas e israelíes. La oficina está radicada en las Anguilas Británicas, en las Antillas Menores, y está conectada -según los documentos analizados por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) y el diario Süddeustche Zeitung, investigación de la que participó LA NACION- con operaciones en Uruguay.

El letrado Horacio Eugenio Dujovne está acusado junto con sus hijos Miguel y Paula Inés Dujovne; su yerno Ricardo Kohn, y su hermano, el médico Alberto Adolfo Dujovne, de 286 presuntas defraudaciones cometidas contra sus propios clientes, quienes los contrataban para iniciar reclamos contra diversas aseguradoras, principalmente La Caja, por seguros colectivos de vida e incapacidad que tenían por beneficiarios al afiliado titular y, muchas veces, también a su cónyuge.
La Fiscalía de Instrucción de 27» Nominación, especializada en casos de delitos complejos, pidió hace una semana la elevación a juicio oral de una segunda parte de la investigación por la megaestafa; la primera, que abarca 26 casos, ya está elevada a juicio desde hace tiempo y sólo se espera el inicio del proceso ante la Cámara Novena del Crimen.

En la investigación, la fiscalía solicitó el sobreseimiento de los imputados por no haberse comprobado la existencia de perjuicio económico para los clientes en otros 71 casos denunciados de defraudación por administración fraudulenta.
Los abogados y el médico están acusados de los supuestos delitos de “defraudación por administración fraudulenta reiterada” y “defraudación por administración fraudulenta en grado de tentativa reiterada”.

En los archivos revelados en los llamados Panamá Papers, Dujovne y su esposa, Rosalía Monastersky, aparecen con un domicilio en la localidad de Martínez, en el partido bonaerense de San Isidro.
Pudo confirmar LA NACION que esa dirección corresponde a Saúl Luis Dujovne, hermano del abogado. Ambos comparten varias propiedades. El matrimonio Dujovne-Monastersky, según consta en la documentación revisada por LA NACION, opera con Goldberg International.

En diálogo con LA NACION, Dujovne -que fue detenido en 2007 y actualmente está en libertad- dijo “no tener idea” de que su nombre figuraba en aquellos documentos. “No sé, no conozco…”, repitió en una conversación telefónica, en la que también afirmó que no opera con Goldberg International y que la desconoce.

Cobros abultados

El fiscal provincial Mariano Antuña explicó a LA NACION que la maniobra de la que Dujovne y parte de su familia están acusados consistía en que los abogados, con la complicidad del médico, actuaban en representación de sus clientes frente a las aseguradoras, con las que, luego de un reclamo administrativo y eventualmente judicial, cerraban acuerdos. En ese contexto, según el investigador, cobraban las indemnizaciones y se quedaban con “gran parte del dinero” que les correspondía a sus clientes, haciéndoles creer que los montos percibidos en los acuerdos eran mucho menores.

“Los casos son muchos más; esta segunda línea abarca entre la B y la Ñ. Hay millones de pesos involucrados y los perjudicados, en general, son jubilados”, dijo Antuña.

El fiscal -que se enteró por LA NACION de la aparición del nombre de Dujovne en los Panamá Papers- hace tiempo informó a la AFIP que la situación financiera de los involucrados en la causa “no se condice” con el dinero que ganaron, incluso si sólo se computaran los cobros legales.

A los efectos de la causa que se sigue en esta provincia, el vínculo con la firma offshore no tiene un impacto directo, pero sí es un elemento a considerar con relación al posible destino de los recursos.

 

fuente LA NACIÓN

Comments

comments