Llamadas telefónicas, vuelos definidos sobre la marcha, encuentros reservados. Cuando faltan horas para la crucial votación de la ley antidespidos en la Cámara de Diputados, el gobierno de Mauricio Macri aceleró ayer los contactos con los gobernadores opositores en su búsqueda de consensos por la devolución del 15 por ciento de la coparticipación federal. Con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, como principal interlocutor, cuatro provincias firmaron ayer sus acuerdos con la Nación, dos días antes de escuchar en Córdoba la propuesta global del Gobierno, que eleva de seis a nueve puntos porcentuales el pago para este año.
Los gobernadores Gerardo Morales (UCR-Jujuy), Mario Das Neves (PJ-Chubut), Juan Manzur (PJ-Tucumán) y Omar Gutiérrez (MPN-Neuquén) explicitaron ayer su aceptación de la nueva oferta de la Casa Rosada. Los cuatro mandatarios hicieron pública su posición a través de la firma de preacuerdos junto al ministro del Interior, con foto y sonrisas incluidas. A ellos se suman, según los cálculos de la Casa Rosada, los dos gobernadores de Pro (la bonaerense María Eugenia Vidal y el porteño Horacio Rodríguez Larreta) y los radicales Alfredo Cornejo (Mendoza) y Ricardo Colombi (Corrientes).

La reunión de Córdoba, a la que están invitados los 24 gobernadores, coincidirá con la sesión en la Cámara baja que debatirá la ley antidespidos impulsada por los gremios y por el Frente para la Victoria (FPV). Los votos de los diputados, sobre todo los que responden a los gobernadores del PJ, serán fundamentales para que el Gobierno logre su objetivo: rechazar o, en el peor de los casos, posponer la aprobación de la norma que suspende los despidos por 180 días.
“Hasta el día de la sesión vamos a intentar por todos los medios convencer, y no tenemos otra porque somos minoría en ambas cámaras, de que es una ley mala y que va en contra del objetivo que pretende generar puestos de trabajo de calidad”, dijo Frigerio en declaraciones radiales.

El primero en firmar el acuerdo fue Morales, horas antes de viajar con el Presidente a su provincia para encabezar un acto de entrega de viviendas en Calilegua. “Jujuy fue la primera provincia en firmar el compromiso de devolución del 15% de coparticipación”, dijo el gobernador radical, a pocos metros del Presidente. “En los últimos doce años, el gobierno nacional nunca había incluido este tema en la agenda federal, hasta hoy”, agregó Morales, un fuerte aliado de Macri en el norte del país.
Casi a la misma hora, y con Frigerio como invitado, Das Neves confirmaba su apoyo a la propuesta del gobierno nacional. “Estamos negociando cómo va a ser la devolución, pero tenemos también que ser responsables con lo que pedimos y no destruir la Anses. No podemos ir y pedir el 15 por ciento cash [en efectivo]”, dijo Das Neves a una radio, un rato antes de compartir con el titular de Interior la inauguración de un instituto penitenciario en Trelew.

A su regreso a Buenos Aires, Frigerio recibió en su despacho a los gobernadores de Tucumán, Juan Manzur, y de Neuquén, Omar Gutiérrez, quienes también firmaron el acuerdo para que se les restituya el 15 por ciento de la coparticipación, un 3 por ciento en efectivo con la posibilidad de recibir un 6 por ciento más durante este año a través de un préstamo del Fondo de Garantía de Sustentabilidad.

“Estamos muy contentos. Se zanja una situación conflictiva y a partir de ahora se pone proa hacia adelante para desarrollar las economías regionales”, dijo Gutiérrez al salir de la reunión con el ministro del Interior.

Cerca de Frigerio daban por descontado ayer que las gestiones terminarán con los 24 gobernadores sentados mañana aprobando las nuevas condiciones. Hoy, de hecho, el que pasará por la Casa Rosada para firmar es el mandatario misionero, Hugo Passalacqua.

Si hay consenso, el escenario sería el ideal para que el presidente Macri salude a los mandatarios, aunque su presencia está casi descartada, según afirmaron a LA NACION fuentes oficiales. “Están casi todos convencidos”, afirmaron desde el despacho del ministro, aunque persistían algunas dudas en relación con el pampeano Carlos Verna, el más reticente de los gobernadores a firmar el compromiso de pago.

La estrategia de seducción de los gobernadores que aún no perciben el porcentaje de coparticipación se complementa con los que ya la reciben. De hecho, Miguel Lifschitz (Santa Fe) y Juan Schiaretti (Córdoba) firmarán el jueves con Frigerio y Vidal un convenio interjurisdiccional por el río Carcarañá y la laguna La Picasa.

Ningún apoyo, confirman por los pasillos de la Casa Rosada, quedará librado al azar en estas horas decisivas.

Reunión de Frigerio con intendentes

Unos 50 intendentes de Cambiemos y el PJ no kirchnerista llegaron ayer a la Casa Rosada. Más allá del discurso público del Gobierno, que insistió en su objetivo de “trabajar juntos y escuchar la realidad” de los jefes comunales, el objetivo fue sumar adhesiones para desbancar al kirchnerista Julio Pereyra (Florencio Varela) de la presidencia de la Federación Argentina de Municipios.

“Ustedes son nuestros socios y queremos y debemos escucharlos, más allá de su color partidario”, dijo Frigerio, y pidió “terminar con la relación tóxica del Gobierno con los municipios”, afirmó. Estuvo acompañado por el subsecretario de Relaciones con los Municipios, Lucas Delfino.

El Gobierno apunta a quitarle al kirchnerismo el control de la FAM y ya tiene su grilla de candidatos: el radical Ramón Mestre (Córdoba) es el que más suena, pero también se anotaron Nicolás Ducoté (Pro-Pilar) y los peronistas Gustavo Sáenz (Salta) y Raúl Jalil (Catamarca).

 

fuente LA NACIÓN

Comments

comments