Estuvieron en el gabinete de Cristina Kirchner. Iniciaron sus gestiones con patrimonios austeros y se fueron millonarios. Aníbal Fernández y Mariano Recalde, en sus últimas declaraciones juradas mostraron un crecimiento patrimonial de 31,7% y 21% respectivamente. A Alicia Kirchner, actual gobernadora de Santa Cruz le fue mucho mejor: sus bienes aumentaron un 108% aunque en cifras finales es la que menos tiene: $ 1.328.902.

Mariano Recalde se despidió de su gestión en Aerolíneas Argentina, con un patrimonio de $ 8.037.572, un incremento de 21,19% en doce meses, mucho mejor que el período anterior cuando sólo sumó $434.174,21 a sus bienes.

La última declaración presentada ante la Oficina Anticorrupción por el ex titular de la Línea de Bandera, lo encuentra sin ningún cargo público, pero se retiró de la misma con un importante patrimonio. Declaró tres departamentos de los cuales tiene la titularidad completa, valuados en $ 1.307.880.

En participaciones sociales declaró tener $ 747.365 correspondientes a la Asociación Civil Nuevo Quilmes S.A, y declaró el fideicomiso Nuevo Quilmes por $ 611.474.

Su dinero en cajas de ahorro, contabiliza $ 1.248.859 y $ 430.000 en efectivo. Tiene un plazo fijo por $ 526.107 y cerró el 2015 con una deuda con Aerolíneas Argentinas por $ 276.000, por el mecanismo de sociedades comerciales al momento de liquidar las retribuciones a sus directores.

Entre 2013 y 2014 el patrimonio de Recalde creció 7%, mucho más austero que el del último período. Aunque se le abrió una causa por enriquecimiento ilícito, por el incremento del 75% de sus bienes entre 2009 y 2010, el juez Daniel Rafecas lo sobreseyó.

A Aníbal Fernández, no le fue nada mal. Declaró un patrimonio de $ 4.466.503: un 31,7% más que el período anterior. Los inmuebles que incluyen una cochera, un departamento y una casa, suman $ 300.236. Sin embargo, declaró un departamento con cochera donde vive actualmente, que se encuentran a nombre de su hijo pero el usufructo de por vida le pertenece a él. Esta propiedad está valuada en $ 803.039. Aún mantiene un BMW, modelo 2013, e incrementó su valor de $ 606.500 (según declaró en 2014) a $ 793.700. Incorporó a su patrimonio una Toyota Hilux modelo 2009 de $ 450.000. Sumó además, una librería comprada con ahorros de un plazo fijo por $ 360.000. Cuando ingresó a la gestión K tenía $679.906 y cerró el 2015 con $ 4.466.503.

Otro capítulo de buenos resultados patrimoniales, lo protagoniza Alicia Kirchner. Gobierna Santa Cruz desde el 10 de diciembre, y a diferencia de otros períodos fiscales, cerró el 2015 muy bien: duplicó su patrimonio. De $ 636.743 pasó a declarar bienes por $ 1.328.902: un 108% en doce meses.

Cuando se sumó a la gestión presidencial de su hermano, su patrimonio era de $163.171. El año pasado a fin de año, volvió a su provincia con $636.743,37, según su declaración jurada de 2014.

Pero sus números mejoraron. En su última declaración, sus bienes aumentaron y cuenta con $ 1.328.902. Sin auto ni casa propia, sólo contaba con un lote terreno en El Calafate por $ 10.969. Pero ahora incorporó otro terreno de 1.290 M2 ($ 200.000). Declarado como “afectado a explotación”, se encuentra en la localidad de Chimen Aike. La cuñada de Cristina especificó el inicio de una obra que concluirá con la construcción de una casa. Las inversiones iniciales son de $ 430.363. En depósitos en el país y cajas de ahorro, la gobernadora de Santa Cruz declaró tener $ 546.560. Y registra además una deuda con el Banco Nación por $ 108.758. Durante los años de gobierno kirchnerista, Alicia incrementó su patrimonio 714%.

Comments

comments