RÌO GALLEGOS.- Por primera vez, el fiscal Guillermo Marijuan se vio cara a cara con Leandro Báez, en un encuentro inesperado, al menos para el fiscal, ya que no sabía que los hijos del empresario lo esperarían en la casa de Luciana Báez.

“No sabía que iba a estar”, afirmó Marijuan, en referencia a Leandro Báez, y si bien dijo que habló con él, no trascendió lo que charlaron. “Fue una reunión reservada”, aclaró el fiscal en un breve diálogo con la prensa que lo esperaba a la salida.

Si bien la medida fue rechazada, Marijuan ofreció a los abogados que Leandro Báez se presente a declarar como colaborador en la causa por presunto lavado de dinero por la que está detenido su padre en Ezeiza. Su hermano Martín también está procesado. Aún la propuesta no fue defendida y tampoco trascendió si ayer hablaron sobre el tema o el fiscal le volvió a realizar la propuesta.

La presencia de Luciana y Leandro Báez llamó la atención. No se descarta que los jóvenes Báez intentaran algún acercamiento con el fiscal que investiga a su padre. Es la primera vez, desde que se iniciaron los allanamientos, que un Báez está en su casa esperando el procedimiento. Cuando las autoridades federales llegaron hace un mes a la casa de Leandro no las estaban esperando.

De chaleco negro, unos kilos más y barbudo, Leandro charló con Marijuan. Las cámaras los captaron en el fondo del pasillo lateral de la casa. Tiene 25 años y no es ajeno a los negocios de su padre: fue presidente suplente de Austral Construcciones con sólo 21 años, es accionista en por lo menos dos empresas familiares, tiene un capital millonario y acumula a su nombre miles de hectáreas de campos santacruceños.

Leandro se había quejado porque se descargaba toda la responsabilidad de la causa en su familia y no se ampliaba la investigación hacia otros responsables. Marijuan le había respondido que si así lo consideraba se encontraban vigentes “para que se extienda en su versión los artículos 73 y 279 del CPP y la “figura de colaborador en los términos de la ley de blanqueo de capitales”. Son las mismas condiciones bajo las cuales declaró Leonardo Fariña, quien ingresó al programa de protección de testigos e imputados y recuperó su libertad, tras estar detenido dos años en otra causa por evasión.

En declaraciones a TN, el fiscal Marijuan abordó el tema del posible arrepentimiento del titular de Austral Construcciones y dijo que “todo lo que tenga que aportar será bien recibido”. Y añadió: “Toda persona que tenga necesidad de declarar y tenga testimonios concretos aporta situaciones sustanciales para resolver el caso, incluso Báez”, apuntó.

Desde que se reanudaron los procedimientos, en Santa Cruz ya se han allanado más de medio centenar de domicilios y una decena de estancias. Ayer, Marijuan y su equipo se trasladaban por tierra hacia El Calafate, donde seguirán los operativos. Una densa niebla que cubre la ciudad dificulta la tarea y también la operación del aeropuerto internacional.

 

fuente LA NACIÒN

Comments

comments