El jefe de Gabinete, Marcos Peña, sumó un nuevo ingrediente a la polémica que se suscitó el fin de semana entre el gobierno argentino y el Vaticano por la devolución de una donación que había hecho la Argentina para la fundación Scholas Ocurrentes.

Según afirmó en declaraciones radiales, la organización religiosa que responde al papa Francisco había pedido formalmente por carta una ayuda financiera al Poder Ejecutivo pese a que después fue desechada, según adelantó Infobae el sábado en exclusiva.

“Ellos nos pidieron un aporte para fortalecer la organización. Un aporte para poder funcionar. Fue con una carta formal explicando rubro por rubro para qué querían ese dinero. Por eso nos parece importante contar los hechos”, aseguró Peña en diálogo con Luis Majul en radio La Red.

De acuerdo al relato del ministro coordinador, el gobierno de Mauricio Macri evaluó la petición y decidió avanzar con la donación que se realizó por la suma que había solicitado la fundación: $16.666.000. El número también había sido objeto de conjeturas políticas y esotéricas.

 

fuente INFOBAE

Comments

comments