Fue a través de dos computadoras. Una en el Barrio Cañadón de El Calafate y la otra en el juzgado de Claudio Bonadio en Comodoro Py 2002. El jardinero de Cristina Kirchner prestó declaración testimonial por videoconferencia ante la justicia federal, por ser el único empleado de Los Sauces SA, la sociedad investigada por el alquiler de inmuebles a firmas de Lázaro Báez y Cristóbal López.
Ramón Anjel Díaz Díaz, jubilado de 68 años, declaró por breves minutos ayer por la mañana con la asistencia de empleados judiciales. Fue a través de un sistema de videoconferencias que tiene la Corte Suprema y que funciona como un Skype que graba las comunicaciones.

Se trata de la causa en la que Cristina y Máximo Kirchner fueron imputados por el fiscal Carlos Rívolo por presunto lavado de dinero por el cobro de alquileres, supuestamente simulados, a empresas de Báez y López. Aunque la defensa de la ex familia presidencial intentó que ese expediente se unifique con Hotesur , el juez federal Julián Ercolini (que lleva este segundo caso) rechazó el planteo. Así, la pesquisa sobre Los Sauces SA sigue en manos del juez Bonadio, que avanzó con la testimonial.

Solo jardinería
Según pudo conocer LA NACION de fuentes judiciales, el empleado no pudo brindar detalles de los alquileres de su empresa empleadora, dado que se presentó como ajeno a esa operatoria. Se refirió a la ex presidenta como “la doctora Cristina” y explicó que hace veinte años que trabaja para la familia Kirchner en tareas generales, especialmente jardinería.

Díaz Díaz suele presta servicios de mantenimiento en la casa de la ex presidenta en la localidad de El Calafate. Su Renault 19 blanco fue visto en varias oportunidades en la casa de la ex presidenta en los últimos meses, estacionado junto a su tranquera.
Aunque reportó dividendos millonarios a la ex familia presidencial, la firma Los Sauces SA tiene un llamativo personal: un solo empleado, que es jubilado y está dedicado a los jardines de las propiedades de Cristina Kirchner. No hay señales de que la sociedad tenga administradores o contadores dedicados al objeto de la empresa, que es exclusivamente el alquiler de inmuebles. Los accionistas de la empresa son Cristina, Máximo y Florencia Kirchner.

Ante la Justicia, Díaz Díaz dijo que no tiene compañeros de trabajo y que cobra el sueldo que le paga la ex presidencia en una cuenta de Banco Provincia. Además, cobra su jubilación en la sucursal del Banco Nación de El Calafate. Este santacruceño figura con dos obras sociales: el PAMI y la de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (Uthgra).

Según pudo constatar LA NACION, Díaz Díaz vive en una casa modesta de cemento sin revocar y rejas verdes sobre una calle de tierra, en el Barrio Cañadón, a unas diez cuadras del centro.

 

fuente LA NACIÒN

Comments

comments