Los hermanos Sergio y Pablo Schoklender, ex apoderados de Madres de Plaza de Mayo, están citados a indagatoria junto a otros acusados por los desvíos de más de 200 millones de pesos del programa de viviendas “Sueños Compartidos”.

De los más de 748 millones de pesos que el Ministerio de Planificación Federal a cargo de Julio De Vido había transferido a la Fundación Madres de Plaza de Mayo para la construcción de viviendas sociales, casi un cuarto fue desviado.

Mientras se producía el desvío de fondos, Sergio Schoklender compró terrenos en José C. Paz por una suma total de 240 mil dólares
La investigación que lleva adelante el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi – comenzó en 2011 y avanza por la caída de López – detectó que $206.438.454,05 se desviaron a través de diversas maniobras. Se hicieron giros a empresas cuya actividad no estaba vinculada a la construcción. Es así que se comprobaron transferencias de $100.565.644,76 a empresas agropecuarias y $22.286.127,46 a empresas bursátiles, financieras, cooperativas o mutuales.

Sergio Schoklender realizó extracciones y emitió cheques que lo tenían como beneficiario a él y a empresas vinculadas a su entorno por cincuenta y dos millones de pesos. Por ejemplo, el hermano -Pablo Guillermo Schoklender- recibió un poco más de trece millones trescientos mil pesos.

Mientras se producía el desvío de fondos, Sergio Schoklender compró terrenos en José C. Paz por una suma total de 240 mil dólares de los cuales 90 mil los pagó en efectivo. A través de un cheque de mostrador, Schoklender extrajo $ 350.000 de una cuenta corriente de la Fundación radicada en Santiago del Estero. Pero los movimientos financieros no terminaron ahí. La investigación comprobó acreditaciones en una cuenta a nombre del entonces apoderado de las Madres en el Banco Credicoop por trece millones trescientos mil pesos.

Entre el 12 de enero y el 2 de febrero de 2009, Sergio Schoklender realizó extracciones en efectivo de una caja de ahorros de la Fundación Madres de Plaza de Mayo en el Banco Ciudad por $1.550.000. Schoklender también adquirió parte del paquete accionario de la sociedad comercial Meldorek en USD 1.160.000.

Sobre la caída de José López, ex secretario de Obras Públicas, Sergio Schoklender dijo: “Hubo un entramado de corrupción que lo organizó Néstor Kirchner, dividiendo el Ministerio de Planificación Federal en dos áreas. La de transporte, combustible, energía y subsidios estaba a cargo de De Vido. Ahí se manejaron montos incalculables, superiores a los de Obra Pública. Sólo en compra energía De Vido manejaba 12 mil millones de dólares por año. Debe tener un montón de plata en las islas Seychelles o en Brasil. En Argentina tenían el cambio chico. Manejaban sumas astronómicas con las que pueden comprar decisiones judiciales”.

“El ministerio de Planificación Federal tenía la función de disciplinar a los municipios, a las gobernaciones provinciales y a los legisladores para que se alinearan con el proyecto. Si un municipio no se alineaba, no había un peso para construir una salita de salud. Y si era opositor, menos”, continuó.

Sobre De Vido, agregó: “La otra función que tenía era recaudar dinero, mediante este sistema de contrataciones como las empresas de Lázaro Báez. Esto no sucedió solo en Santa Cruz, sino que sucedió en todo el país. Con esto, ellos se enriquecieron y Néstor Kirchner manejó el aparato político del Estado: sobresueldos de funcionarios, de jueces, de legisladores, compra de voluntades políticas, campañas, la compra de medios de comunicación”.

El ex hombre cercano a Hebe de Bonafini no dudó en asegurar que “Néstor Kirchner robó para él y para la política. Muchos veíamos lo que pasaba, dejábamos que esto corriera con la justificación de que para hacer política, hay que hacer caja”.

“Te vendían el discurso de que, sino, los únicos que podín hacer política eral los multimillonarios. Esto estaba más ordenado. Pero, cuando murió Néstor Kirchner, esto se fue a cualquier lado. Néstor, uno puede compartirlo o no, reconocerlo como corrupto, pero tenía un plan político. Cristina estaba totalmente psicótica – con sus altibajos – y en el último tiempo de Gobierno le empezó a preocupar la plata que tenía que ser para ella”, dijo.

Cristina encaró a Lázaro Báez y le dijo ‘te estás robando mi plata’. A Cristina no le interesaba el proyecto político, vivía en una nube y sólo le interesaba su parte del reparto “

Todo este entramado, se hizo con la protección de la Justicia federal. La misma que hoy tenemos. Durante años y años se sentaron encima de las causas. El problema es estructural. ¿Cuántos son los funcionarios que pueden justificar su patrimonio con el recibo de sueldo?”, agregó.

“Cristina encaró a Lázaro Báez y le dijo ‘te estás robando mi plata’. A Cristina no le interesaba el proyecto político, vivía en una nube y sólo le interesaba su parte del reparto. José López fue el arquitecto de la estructura del patrimonio de los Kirchner”, dijo Schoklender.

En cuato al presunto desvío de fondos, señaló: “El rol de De Vido es mucho mayor que el de López, pero complementario. Ningún expediente de Obras Públicas podía salir sin la firma del ministro. Los pagos se disparaban del ministerio de Economía, donde llegaba el expediente con la firma de De Vido. Economía tenía la obligación de auditar el expediente antes de pagar”.

No le pongo ninguna ficha a esta Justicia federal, armaron este cambalache de reflotar la causa Sueños Compartidos
También están comprometidos Amado Boudou y Axel Kicillof. Para las obras públicas más grandes los fondos salían de una reasignación de partidas del Gobierno que se realizaba con la firma de la Presidente y el jefe de Gabinete”.

“No le pongo ninguna ficha a esta Justicia federal, armaron este cambalache de reflotar la causa Sueños Compartidos, para desviar la atención. Están embarrando la cancha. No hay ministerio sin denuncias de corrupción”, dijo.

Yo comienzo a hacer obras y una de las grandes discuciones con López era que en muchos lugares quedaba en evidencia el atraso y el sobreprecio del trabajo que debería haber hecho otras empresas. López intentó imponer dentro de la fundación de las Madres Plaza de Mayo la corrupción se encuentra conmigo, yo le hacía frente. Comenzó a ahogar financieramente a la fundación”, recordó sobre el ex secretario de Obras Públicas, ahora detenido.

Con un tono serio y tranquilo, Schoklender dijo: “Yo no robé para bancar la política. A Hebe de Bonafini la embaucaron con adulación. Por estar dos minutos en una entrevista, era capaz de cualquier cosa. Ella se fue rodeando de un entorno cada vez más complicado. Cada vez había más gente para mantener, una infinidad de caprichos. Comienzan a generarse convenios truchos para financiar operaciones políticas. La Cámpora se dedicaba a plagar de parásitos -jóvenes K- los ministerios y organizaciones del Estado. Después empezaron a afanar, como José Ottavis y Andrés Larroque. La hija de Hebe va a tener que explicar su patrimonio”.

 

fuente INFOBAE

Comments

comments