SANTA FE.- El escándalo nacional que provocó esta semana la detención del exsecretario de Obras Públicas de la Nación, José López, por el conocido caso de los bolsos con dólares, euros y otras monedas, arrojados al interior de un convento, en el partido de General Rodríguez, y su vinculación con el ex ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, ya suena fuerte en esta provincia.
La ordenanza que proclamó la calle “Arq. Julio De Vido”, hace dos años en Granadero Baigorria, al norte del Gran Rosario, fue derogada por el Concejo Municipal baigorriense. La señalización fue retirada a mitad de la semana pasada.

“Los mismos que aprobaron (la ordenanza) y que me mandaron a agredir fueron los mismos que la derogaron. Claro, como De Vido ahora están en la cuerda floja… Estos son como dijo José Ingenieros: mediocres y bastardos que cambian con el viento”, explicó Alfredo Dante Secondo, exintendente de Granadero Baigorria.
El ex funcionario abonó sospechas sobre negocios compartidos en Grandero Baigorria, sobre todo en el sector de la costanera. Mencionó, por caso, a la guardería náutica El Tifón.

Cajero de De Vido

Secondo, ligó hoy al ex secretario de Transporte y actual diputado nacional por el FpV, Alejandro Ramos, con presuntos negociados con la obra pública, y lo acusó de ser “el cajero de (Julio) De Vido en Santa Fe”.
Secondo abonó su dura imputación contra Ramos con hechos de constatación política irrefutable: la llegada directa que tenía el ahora diputado nacional por el Frente para la Victoria (FpV) con el despacho de De Vido, en el Ministerio de Planificación Federal. Sin embargo, la acusación de “cajero” se movió en el terreno de las hipótesis y de las sospechas.

“Todos los subsidios y adelantos de coparticipación que recibían los intendentes y jefes comunales del PJ tenían que pasar primero por Ramos. Entonces, me pregunto: ¿debían dejar una coima o contratar a las empresas de ellos?”, sostuvo Secondo.

La relación directa entre Ramos (también exintendente de Granadero Baigorria) y De Vido, no es novedosa ni oculta. Tampoco el desfile de jefes comunales del PJ al despacho del Ministerio de Planificación. El propio ministro también vino varias veces a Santa Fe con anuncios de obras públicas, mostrándose públicamente con referentes del PJ santafesino.

Para los funcionarios comunales y municipales que debieron padecer este camino, “Ramos era ahijado político de De Vido y se lo llevó para que sea secretario de Transporte”, recordó Secondo. Según se sabe, hay varios intendentes del Frente para la Victoria que van a aparecer implicados en la distribución de fondos para obras públicas en esta provincia.

 

fuente LA NACIÓN

Comments

comments