Aunque se corrió de la primera plana de la política nacional, Agustín Rossi sigue siendo un soldado fiel del kirchnerismo. De los más fieles. El ex diputado y ministro de Defensa, hoy legislador del Parlasur, analizó el caso del ex secretario de Obras Públicas José López con las mismas categorías que la ex presidenta Cristina Kirchner. Atribuyó el supuesto enriquecimiento ilícito de López, que volvió a investigarse después de que lo detuvieron mientras intentaba esconder casi nueve millones de dólares en un monasterio, a una “decisión personal” del ex funcionario y que su jefa no estaba al tanto de las irregularidades.
El funcionario también admitió que el episodio fue un golpe fuerte para el kirchnerismo, sobre todo para la militancia del Frente para la Victoria (FPV), también en sintonía con la ex presidenta.

Apuntó además contra quienes “pretenden decretar la muerte del kirchnerismo” y negó que su espacio político esté viviendo su epílogo. “El golpe es fuerte, pero no nos van a llevar puestos. Estoy convencido de que vamos a poder metabolizar el hecho, procesarlo y seguir adelante”, sostuvo en una entrevista con LA NACION.
-¿Cómo le cayó la detención de López?

-El hecho ya ha sido condenado de forma contundente por nosotros casi inmediatamente.

-¿Pero qué le generó?

-Perplejidad, bronca, tristeza. Es imposible no reconocer que ha tenido impacto fuerte en nuestro espacio político. Sobre todo para nuestros militantes. Después están la especulación y la utilización política que convergen en intentar decretar la muerte del kirchnerismo.

-¿En quiénes ve esa intencionalidad política?

-En columnistas como el de tu diario [sic] u otros columnistas que hablan de “bala letal” para el kirchnerismo. Y obviamente, de parte del Gobierno.

-No cree que el kirchnerismo esté agotado, entonces.

-El golpe es fuerte. Pero que esto signifique que nos van a llevar puestos… Yo no empecé a militar en el kirchnerismo ni por [el ex secretario de Transporte Ricardo] Jaime ni por [José] López, sino porque me enamoraron las ideas de Néstor y de Cristina.

-¿Por qué está tan convencido?

-No es la primera vez que decretan la muerte del kirchnerismo. La decretaron en 2008 con la [resolución] 125, en 2009 cuando perdimos las elecciones parlamentarias y en 2010 cuando falleció Néstor. Ante cada una de esas situaciones logramos sobreponernos y salir adelante.

-¿Ahora también van a salir adelante?

-Estoy convencido de que vamos a poder metabolizar el hecho, procesarlo y seguir adelante. Voy a luchar para que un hecho de esta magnitud, que reconozco, no se lleve puesto el proyecto político que tanto nos costó defender y que tanto enamoró a tantos argentinos.

-Cristina escribió que ella no le dio a López el dinero con el que lo detuvieron.

-Está diciendo que si el dinero proviene de coimas hubo alguien que lo coimeó.

-¿Existe la posibilidad de que ella no estuviera al tanto?

-¿Cómo no va a existir? Obviamente que es así. ¿Vos creés que por cada cura pedófilo el Papa de turno caería?

-En este caso se trata de un funcionario muy cercano a Cristina que manejaba la obra pública nacional…

-El funcionario era un secretario. Acá se quiere tomar un hecho puntual, una situación específica, para impugnar un proyecto político de 12 años. Insisto: cuando aparece un cura pedófilo a nadie se le ocurre decir “se terminó la Iglesia”.

-La pedofilia es una decisión individual en la que no hay dinero público de por medio.

-El hecho es absolutamente condenable, pero nadie le dijo a López que se corrompiera. Ser corrupto también es una decisión individual.

-¿Pudo haber pasado sin que el ex ministro de Planificación, Julio De Vido, lo supiera?

-Por supuesto que sí. ¿Por qué tendría que saber que un funcionario que le responde se está corrompiendo?

-Justamente porque era su jefe.

-¿Dónde está escrito eso? No tendría que haber sabido necesariamente. No es como dicen, que obligatoriamente tendría que haber sabido.

-¿Se imagina a Cristina candidata después de esto?

-No hablé con ella de esa posibilidad, ni antes ni después de esto.

-¿Podría haber más fugas en el kirchnerismo?

-No es una consideración que esté en condiciones de hacer. Me tiene con bastante poco cuidado y no creo que sea determinante lo que pueda hacer uno u otro dirigente. Es cierto que ha sido un impacto, que ha generado desánimo y tristeza en la militancia. Por eso quiero transmitirles que, pese a que ha sido un golpe fuerte, nuestro proyecto y nuestras ideas van a seguir. Nuestro proyecto es mucho más grande que este episodio.

-¿Qué opina de la ley de blanqueo?

-En términos generales, con la metodología, uno no puede estar en desacuerdo. La restricción [para acceder al blanqueo] quedó en un solo nivel de familiares. Cuando nosotros lo aprobamos los grados de consanguinidad eran altísimos. Me hubiera gustado que se mantuvieran en esos niveles. Tampoco me gustó que, de madrugada, cambiaran la autoridad de la [Unidad de Información Financiera] UIF del Ministerio de Justicia al de Economía sin ningún debate previo. La verdad, genera muchísima sospecha.

 

fuente LA NACIÒN

Comments

comments