La caída de Ibar Pérez Corradi, prófugo en Paraguay e indicado como el autor intelectual del triple crimen de General Rodríguez, volvió a poner a Aníbal Fernández en el centro de la causa de la efedrina. Y tal como ocurrió el año pasado,Martín Lanatta, uno de los condenados por la muerte de Damián Ferrón, Leopoldo Bina y Sebastián Forza, disparó munición gruesa desde la cárcel de Ezeiza contra el ex Jefe de Gabinete.

“Es el autor ideológico del triple crimen y quién comandó el negocio de la efedrina en los últimos años, nadie conoce quién es en verdad amigo de Aníbal Fernández (…) un narcotraficante y un tipo que manda a matar gente, él es un asesino, el Jefe de Ministros, no hace falta ver que tiran bolsos adentro de un convento para saber lo que se llevó el kirchnerismo, hoy Aníbal Fernández es el tipo más rico de la Provincia de Buenos Aires, es el delincuente más grande que parió la Provincia (…) Nadie sabe quién es él, estuvo en la política para enriquecerse. Los Jueces que me terminan condenando son Jueces a los que yo le hice favores por pedido de él”, disparó Lanatta desde la cárcel en una entrevista radial para el programa Viale 910 de La Red.

“El tiene una denuncia de Ramiro Bustamante, uno de los capos de la hinchada de Quilmes. Lo mandó matar y lo mataron de 9 tiros, está denunciado él y el Dr. Armella que está puesto por él en Quilmes (…) Un financista de Quilmes que le financió la campaña apareció ahorcado en su casa, ese fue Aníbal”, amplió Lanatta, quien ya había denunciado al ex jefe de ministros de Cristina Kirchner cuando Jorge Lanata lo entrevistó el año pasado en Canal 13. Luego protagonizó la triple fuga del penal de General Alvear, junto con su hermano Martín y Víctor Schillaci, que terminó en la localidad santefesina de Cayastá luego de varios días de persecución que mantuvieron en vilo a todo el país.

Sobre esto, Lanatta explicó: “No teníamos otra opción, nosotros siempre estuvimos a derecho, yo me presenté en la Procuración de La Plata, no me detienen en el allanamiento (…) Cuando sucede eso hago un trayecto detenido, las circunstancias son las que comenté en la entrevista con Jorge Lanata, yo de callado por temor y por una promesa de mantener la camiseta puesta de que ésto se termina, este hombre guió toda la investigación, Aníbal Fernández manejó toda la investigación, él manejaba la Provincia con la Procuradora General de la Provincia, se va a probar. Es una fraude procesal esta causa. Cuando yo lo dije en ese momento, sabiendo que había orden política de condenar, ubicar los jugadores para sacar a la gente que debía ir a declarar como Meiszner, Giancristóforo, gente del riñón de Aníbal, en ese momento trabajábamos todos juntos; yo recaudaba en el Registro Nacional de Armas para él”.

En un tramo de la charla Lanatta menciona a “Mamá”. Se refirió a Cristina Kirchner “otro delincuente más, no solo se robó todo, se asombran cuando digo que llevé 5,2 millones a la casa de Aníbal, que apilan la plata como narcotraficantes”. “Yo manejaba el registro de armas libremente por orden de Aníbal Fernández por eso Mamá (…) lo pone de Jefe de Ministros, porque era el mejor recaudador”, contó.

“Por supuesto, quiero que ella salga al cruce y voy a nombrar una empresa mucho más grande que Austral, Néstor Kirchner citaba al dueño para que le lleve los bolsos con guita, ella y un Senador muy importante, Nicolás Tito Fernández, van a tener que dar muchas explicaciones. Yo a Claudio Fernández le llevé un fusil a la oficina del banco BICE (…) Se lo llevé yo al Banco para que él cace guanacos en el sur, a nombre de él estaba el fusil. La empresa hace explotaciones petroleras, me voy a acoger a la ley del arrepentido y voy a decir todo”, amenazó.

Referido a Pérez Corradi y su complicidad de Aníbal Fernández, Lanatta reveló: “En un momento yo le expliqué a la Dra. Servini de Cubría que la única maniobra que le vía hacer a Pérez Corradi es que financiaba a Forza, él financiaba también las obras sociales, él se contactó con la droguería que importaba la efedrina, Pérez Corradi le prestaba el dinero con efedrina, los mexicanos de la causa son amigos y clientes de Forza, Pérez Corradi no tiene vínculos con carteles mexicanos. El proveedor era Sebastián Forza, operaba hasta que Aníbal Fernández le quitó el negocio. Aníbal Fernández con la gente de inteligencia le quita el negocio porque termina manejando el 90% del negocio de la efedrina, Aníbal lo manejaba”.

 

fuente CLARÌN

Comments

comments