LA PLATA.- Tras el hallazgo de tres supuestas bóvedas en el monasterio de General Rodríguez, donde el ex secretario de Obras Públicas, José López , pretendió ocultar nueve millones de dólares, la Justicia ahora intenta develar el misterioso sistema de vigilancia y cámaras de seguridad encontrados en el establecimiento religioso.

hallazgo capillaFuentes del caso contaron a LA NACION que se trata de dos sistemas de filmación diferentes: un grabador de video digital (DVR), cuyo contenido será analizado por peritos científicos y una red moderna de cámaras de seguridad con tecnología infrarroja y que podría ser operada en forma remota.

El ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo , explicó que las cámaras más modernas fueron “colocadas” en las galerías del establecimiento de tal forma que se puede controlar cualquier movimiento que se registre en dirección a la zona donde fueron descubiertas las supuestas bóvedas. “No sabemos si las cámaras que están ahí conectadas tienen alguna supervisión remota”, dijo el funcionario bonaerense.
Ayer, se conoció un video donde se ve una supuesta bóveda de gran tamaño dentro de la Capilla del Monasterio de Nuestra Señora de Fátima. La cinta fue filmada el sábado pasado durante los allanamientos al establecimiento religioso y difundida en el programa Animales Sueltos.

Fuentes con acceso al expediente judicial revelaron a LA NACION que en realidad durante ese operativo se descubrieron tres supuestas bóvedas debajo del altar: una estaba llena de escombros y otras dos vacías, con capacidad de albergar gran cantidad de dinero. El área donde estaban las tres bóvedas ocupaban 3 metros de largo por 2 de ancho y 1,40 de alto.

El tema disparó la polémica en las redes sociales y en la opinión pública. Y es que las monjas que viven en el monasterio le dijeron a la fiscal Alejandra Rodríguez, que en realidad lo que se descubrió no son bóvedas, sino criptas para enterrar a las hermanas del convento cuando fallecieran.

Ayer, a media mañana, el monasterio fue vallado por la policía bonaerense y las monjas recibieron la visita del arzobispo de Mercedes Luján, Agustín Radrizzani. El prelado afirmó que el escándalo por el caso López perjudica [la imagen de] la Iglesia. “El tema de las bóvedas en el monasterio es pura fantasía. Sé con certeza que monseñor Rubén Di Monte [arzobispo de Mercedes Luján fallecido en abril pasado] pidió ser enterrado en el convento, también la hermana Alba quiere que la sepulten aquí cuando muera”, dijo.

Radrizzani reconoció que varios funcionarios del ex gobierno de Cristina Kirchner pasaron por el monasterio. Entre ellos nombró a López y al ex ministro de Planificación Julio De Vido , que “visitó tres veces” el establecimiento religioso.

El intendente de General Rodríguez, Darío Kubar, agregó que también habría concurrido al monasterio la ex ministra de Desarrollo Social Alicia Kirchner .

La presencia de tantos funcionarios públicos, como la visita de autos de alta gama, las nuevas medidas de seguridad con un cerco perimetral de alambre de púa y cámaras de vigilancia, pusieron un manto de sospecha en torno al monasterio. El hallazgo de las tres supuestas bóvedas incrementó el misterio que rodea al predio religioso.

“En general, una cripta tiene una tapa de mármol o es de la misma baldosa que tiene la iglesia. No tendría que estar tapada provisoriamente con una alfombra pegada y atada con alambre. Eso genera dudas. Muchas dudas”, dijo el ministro Ritondo.

Radrizzani insistió en que el arzobispo fallecido Di Monte, quizá, haya solicitado un permiso al intendente de la gestión anterior para poder hacer esos sepulcros. Sin embargo, el intendente Kubar fue contundente: “Consultamos los permisos en el área de Obras Particulares y no hay nada. No tenemos ningún trámite iniciado al respecto. Nosotros no autorizamos que el convento tenga criptas para alojar muertos. Tampoco se encontró algún permiso de la gestión anterior”, afirmó a LA NACION el jefe comunal.

Si bien durante el allanamiento del fin de semana pasado se pudo descubrir las tres supuestas bóvedas, las monjas se resistieron a que el procedimiento llegara a ciertas partes del monasterio y a las habitaciones personales.

“La fiscal Alejandra Rodríguez no pudo acceder a todos los sectores. El allanamiento no fue completo ya que no se ingresó en algunos lugares por la clausura de las monjas”, dijo Ritondo. No obstante, fuentes judiciales, dijeron a este diario que el operativo se completó y que no hubo restricciones como las que mencionó el ministro de Seguridad bonaerense.

Estrés reactivo

Ayer, el ex secretario de Obras Públicas, detenido en el complejo Penitenciario de Ezeiza, se negó a declarar. Su abogada defensora, Fernanda Herrera, dijo que los médicos del Servicio Penitenciario le diagnosticaron estrés reactivo.

Los forenses habían determinado la aptitud del declarante. Por eso, la fiscal Rodríguez se presentó en la Unidad Penal de Ezeiza para tomarle declaración a López en la causa provincial que investiga la portación de arma de fuego y enriquecimiento ilícito. Pero el ex funcionario kirchnerista no quiso hablar.

La abogada Herrera dijo que ahora la causa pasará a la órbita nacional y quedará a cargo del juzgado de Daniel Rafecas que lo acusa del presunto delito de “enriquecimiento ilícito”. La letrada aseguró por otra parte que le aconsejará a López acogerse a la figura de testigo arrepentido.

 

fuente LA NACIÒN

Comments

comments