“Tengo el número de Gladys, la mujer de Ibar Esteban Pérez Corradi. Actualmente está activo. Además, tengo una foto del perfil de WhatsApp del teléfono de la mujer, en el que se puede observar su rostro y su perfil físico. Cambia la foto diariamente o semanalmente. Incluso pone fotos con Ibar Esteban Pérez Corradi.”
Esta declaración, que figura en un documento reservado al que tuvo acceso LA NACION, corresponde a un testigo de identidad reservada que, a fines de agosto pasado, le reveló a un grupo de efectivos de una fuerza federal de seguridad el lugar exacto en el que se refugiaba el prófugo, acusado de ser el presunto autor intelectual del triple homicidio de la efedrina, ocurrido en General Rodríguez en agosto de 2012.

Sergio Berni, ex secretario de Seguridad de la Nación y actual senador provincial bonaerense (FPV), negó haber cajoneado el informe, tal como denunció la legisladora porteña Graciela Ocaña (Confianza Pública).
Una fuente de la justicia federal indicó que las sospechas sobre la protección de un sector del gobierno a Pérez Corradi apuntaban a la ex Secretaría de Inteligencia y no al Ministerio de Seguridad. El objetivo era no perjudicar a Aníbal Fernández en su candidatura para las elecciones en la provincia de Buenos Aires; ya había sido afectado por las declaraciones de Martín Lanatta.

También aportó el número del teléfono celular que usaba María Gladys Delgado Brítez, la pareja de Pérez Corradi. En ese momento los responsables del Ministerio de Seguridad de la Nación durante la última etapa de la administración kirchnerista tomaron conocimiento de que el prófugo estaba oculto en el country Alto Paraná, de Ciudad del Este, Paraguay, y ya contaban con el número de celular 59595819363, de la mujer del prófugo.

Click Aqui
“Conocí la situación de Pérez Corradi el 2 de agosto de 2015. Pero comencé a tratarlo en 2012, cuando se instaló en Ciudad del Este. Al principio vivía en un departamento del edificio Panorama, en esa ciudad. Allí viven también personas de nacionalidad china, india, brasileña, árabe y coreana”, explicó el testigo en la declaración que hizo, hace casi un año, en Puerto Iguazú, en la zona de la Triple Frontera que hermana a la Argentina, Brasil y Paraguay.

Además, el testigo dijo que la esposa llamaba a Pérez Corradi “Martín” y no “José Luis”, como dijo la mujer el lunes pasado al salir de la cárcel, luego de visitarlo.

“Hasta que vi por televisión el reportaje que le hicieron a Martín Lanatta nunca relacioné a la persona que había conocido hacía cuatro años con el acusado de haber mandado matar a tres personas en la Argentina”, agregó el testigo.

Luego de ver la entrevista que el periodista Jorge Lanata le hizo a uno de los cuatro condenados por los homicidios de Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina, el testigo no tuvo dudas de que el rostro que aparecía en el informe que indicaba quién los había contratado para cometer la masacre era ese vecino del edificio Panorama.

De casa en casa

“Luego de vivir en el edificio Panorama, Pérez Corradi se mudó a una casa que quedaba a tres cuadras de la rotonda San José. Comencé a sospechar que esta persona andaba en algo raro cuando advertí que abandonaba todos los muebles y artículos que había comprado en su anterior domicilio. Cuando se mudaba compraba todo nuevo. Hacía un gasto innecesario”, expresó el testigo.

Al mismo tiempo, Pérez Corradi alquiló un departamento en el segundo piso de un complejo situado a 70 metros del edificio Panorama, en el que había residido hasta hacía poco tiempo, a una cuadra del edificio El Líbano y frente a un colegio. Lo curioso del caso fue que ese departamento siempre estaba sin muebles. Antes de instalarse en una casa del lujoso country Alto Paraná, Pérez Corradi y su esposa alquilaron un departamento en el noveno piso del edificio Progreso. Por entonces todavía se movía con la falsa identidad de José Luis Fernández.

El testigo aportó más datos: indicó que en julio de 2015 había visto a Pérez Corradi al volante de un Mercedes Benz rojo, modelo 2005, con el que llevaba a su esposa a la casa de cambios Maxi, en Ciudad del Este. Según el informante, Pérez Corradi siempre esperaba en el auto.

El supuesto socio chino

CHUN CHAO CHENG

Chun Chao Cheng

Socio de Pérez Corradi

Profesión: comerciante

Edad: 38

Origen: China

La Justicia investiga si era el socio de Ibar Esteban Pérez Corradi en el emprendimiento para fabricar pastillas y venderlas a la banda brasileña Primer Comando Capital (PCC)

Era el nexo del prófugo con la Argentina. Desde el 17 de julio de 2013 tiene un DNI argentino pero un domicilio en Ciudad del Este. Registra decenas de cruces en la Triple Frontera, el último, desde Foz de Iguazú, el 13 de mayo, a las 17.40.

Sería el dueño del BMW con patente paraguaya en el que Pérez Corradi habría cruzado a Foz de Iguazú, luego de que la policía fue a buscarlo a un country de Ciudad del Este.

 

fuente LA NACIÒN

Comments

comments