Casi como si trataran de batir un récord, el pedido argentino para extraditar a Ibar Esteban Pérez Corradi superó tres instancias administrativas del gobierno paraguayo durante su primer día hábil. El veloz paso del expediente enviado por la jueza federal María Romilda Servini de Cubría ratifica la buena sintonía con el gobierno de Paraguay, que pretende tener al acusado de ser el autor intelectual del triple crimen la menor cantidad de tiempo posible en su territorio.
Cancillería envió anoche desde Buenos Aires el exhorto de la jueza al Ministerio de Relaciones Exteriores de Paraguay, que inmediatamente giró el expediente a la Corte Suprema de ese país. El máximo tribunal revisó que constara la información básica del imputado en el pedido de extradición y -en cuestión de horas- lo giró al juez Julián López, que instruye la causa en Asunción.

“Los temas administrativos se harán lo más rápido posible. Nuestras autoridades tuvieron un diálogo con las argentinas. Por eso hay una política de agilizar todo lo que se pueda”, dijo un vocero de la Corte Suprema paraguaya a LA NACION. Y afirmó que el trámite suele ser “mucho más lento” en situaciones ordinarias.
Desde el Gobierno se entusiasmaron ante los primeros pasos de la extradición, aunque son cautos a la espera de una respuesta favorable que pueda tramitar lo más pronto posible el regreso de Pérez Corradi a la Argentina. “Mucho más no podemos hacer”, sostuvo un funcionario que estuvo durante esta semana en Paraguay.

Diálogo bilateral

Apenas se conoció la detención de Pérez Corradi en Brasil y su posterior traslado a Paraguay, el Gobierno envió una delegación de funcionarios a Asunción para abrir diálogo en las distintas instancias judiciales, incluso con la Corte Suprema, lo que permitiría acelerar los trámites de la causa.
Ahora estudian, incluso, enviar funcionarios todas las semanas para seguir el paso a paso del expediente. “Esto es como una causa común. Cuanta más veces aparecés por el juzgado, más bola te dan”, relató el funcionario.

Según pudo saber LA NACION, el juez López firmaría la extradición a la Argentina a pesar de que el narcotraficante le había manifestado el martes su intención de quedarse en Paraguay. Para notificar a las partes -la siguiente instancia legal- el magistrado esperará a que llegue un segundo exhorto enviado desde la Argentina firmado por el juez Sebastián Casanello. Es decir, la espera podría demorar el trámite algunos días. Desde el momento en que López les comunique a los abogados del imputado, Pérez Corradi tendrá un plazo de diez días hábiles para responder.

Pérez Corradi tiene en sus manos, sin embargo, la posibilidad de dilatar el trámite en las distintas instancias de apelaciones que avala la justicia local. Puede llevar el caso hasta la Corte Suprema de este país, lo que extendería los plazos que suelen demorarse -en situaciones normales- 45 días.

“Tenemos que ordenar algunas cuestiones en la Argentina. Se necesita tiempo. Estamos evaluando la situación jurídica de este país, pero también de Estados Unidos”, dijo su abogado Carlos Broitman, en referencia al proceso de extradición que gestionó también Estados Unidos por la causa que investiga la participación de Pérez Corradi en el tráfico de oxicodona.

Pérez Corradi había asegurado el lunes que quería demostrar su inocencia por el triple crimen, pero el martes pidió no ser extraditado a la Argentina porque -sostiene- corre riesgo su vida.

 

fuente LA NACIÒN

Comments

comments