Nestor Grindetti, intendente de Lanús, se defendió después de que el fiscal Patricio Evers decidiera imputarlo en una causa por enriquecimiento ilícito que tiene como origen las filtraciones de Panamá Papers .

“Se trata de un paso procesal que estábamos esperando y que se da en el marco de la investigación llamada Panamá Papers. Hemos tomado conocimiento e inmediatamente instruí a mis abogados para que presenten la documentación requerida por la Justicia. En esa instancia podré demostrar que no realicé ningún ilícito y que no tengo nada que ocultar”, afirmó Grindetti en un comunicado oficial.

Grindetti tiene un poder especial para manejar Mercier International, según consta en la escritura pública del 2 de julio de 2010, que reveló LA NACION. La Justicia busca saber si el jefe comunal de Lanús se enriqueció de manera ilícita, mientras se desempeñaba como secretario de Hacienda porteño.

“Estoy absolutamente tranquilo. No tengo una empresa en Panamá, ni una cuenta”, aseguró el intendente de Lanús. “Soy un hombre público que viene del mundo de los negocios, hace 40 años que trabajo en la actividad privada. No vine a la política para enriquecerme. Estoy acá para poder mejorar la calidad de vida de mis vecinos, y en eso estoy trabajando”, agregó el mandatario local.

Medidas judiciales

La fiscalía solicitó a la jueza federal María Romilda Servini que pida al gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, a la municipalidad de Lanús y a la AFIP las declaraciones juradas de Grindetti desde diciembre del 2007 hasta la actualidad.

Evers también mandó exhortos a Suiza y a Panamá.

La causa se inició a partir de una denuncia penal realizada por el fiscal de instrucción Martín Niklison, “luego de tomar conocimiento de lo publicado por distintos medios de comunicación en cuanto a la investigación periodística Panamá Papers”, según consta en el escrito del fiscal que cita la agencia Télam.

 

fuente LA NACIÒN

Comments

comments