LA PLATA.- La Justicia de esta ciudad allanó ayer el departamento central de la Policía Científica Bonaerense en el ámbito de la causa que investiga la fuga del puntero kichnerista y ex líder de Hinchadas Unidas Argentinas (HUA), Marcelo Mallo. El operativo fue realizado con el fin de secuestrar documentación que pueda determinar si es cierto que un fiscal conocía desde enero el posible vínculo entre el barrabrava prófugo y el asesinato de dos colombianos narcos ocurridos en el Shopping Unicenter.
Una fuente con acceso al procedimiento judicial explicó a LA NACION que el allanamiento fue comandado por el propio fiscal Mariano Sibuet y que se secuestraron libros de registro. “Lo que pretende hacer el fiscal es reunir información para intentar demostrar que la policía bonaerense no le envió el informe que vinculan el arma que se le secuestró a Malló con los asesinatos de los narcos en el Unicenter”, dijo la fuente.

Mallo y su compañero Leandro Ghiso se encuentran prófugos, acusados de tener un arma que fue utilizada en el doble crimen de Unicenter y que fue secuestrada a principios de enero, durante los allanamiento para atrapar a los fugados del triple crimen de General Rodríguez, Víctor Schillaci y los hermanos Martín y Cristian Lanatta.
Las pistola Tanfoglio calibre 40 fue encontrada a principio de enero, pero recién los resultados del arma se conocieron hace dos días, poco después de que Mallo se fugara.

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich apuntó contra el fiscal Sibuet a quien responsabilizó por no haber podido detener a Mallo y no manejar el tema en secreto. “Cuando el fiscal (Sibuet) decide hacer una pericia sobre el arma que compara la huella digital del arma, que es la bala disparada, le pasa la pesquisa a la policía federal y la policía me avisa que estaba por hacer este comparativo y quedamos que tenía que ser secreto. Estaba todo dado para que esa pistola fuera la del crimen de los colombianos en Unicenter”, dijo Bullrich.
“En el mismo momento en el que estoy hablando con el jefe de la Policía Federal para que la información sea resguardada, recibo a través de mi teléfono que la información había salido en radio Mitre. Entonces llamo al fiscal de provincia para pedirle que ordene un seguimiento inmediato a Mallo o que directamente lo detuvieran porque la información ya había salido por radio. Pero eso se demoró 24 horas y, cuando lo fueron a buscar, ya no estaba”, agregó.

La diputada nacional Elisa Carrió fue mas allá y habló de complicidades para facilitar la fuga de Mallo. “El juez interviniente, (César) Melazo, adherente expreso según su propio Twitter de Aníbal Fernández”, y “el fiscal Sibuet, ex secretario de María del Carmen Falbo [procuradora], no comunicaron este hecho al fiscal Luis Angelini a mediados de enero, por ese entonces a cargo de la investigación del homicidio de Unicenter”, dijo Carrió.

Un estrecho colaborador de Sibuet relató a LA NACION que el fiscal tiene temor de haber caído en una “trampa política” para destituir a la procuradora Falbo. “Sabemos que el fiscal recibió la prueba general de balística y la remitió a la Policía Federal. Nunca supo que había otra prueba paralela que estaba haciendo la policÍa bonarense y que acreditara que la pistola que tenía Mallo en su poder fue la utilizada en el crimen de los dos narcos colombianos en el Unicenter. Él supo de esa conexión sólo cuando tuvo la prueba de la Federal”, dijo la fuente consultada y anticipó que Sibuet podría hacer declaraciones a la prensa en las próximas horas.

 

fuente LA NACIÒN

Comments

comments