Una de las monjas que vive en el monasterio donde el ex secretario de Obras Públicas José López fue detenido intentando esconder nueve millones de dólares, contó su versión de los hechos en el programa Periodismo para Todos.

“Le abrí y me dijo ‘acá traigo esto para el monasterio’ y yo creí que eran bolsos con comestibles, entonces le dije que los dejara en la cocina”, dijo. Según la religiosa, López le respondió: ‘¿Puedo saludar a la madre y me voy?’, a lo que la monja accedió.

“Después me llama por el interno una hermana de la otra casa y me dice que estaba la policía. ‘Abrile’, me dijo la madre. Entonces le abrí a la policía y entraron. Fui y avisé y este señor me miró como diciéndome ‘Estoy listo'”, dijo.

Y continuó: “Él le dijo a la madre que había robado dinero para terminar la obra de la casa de ejercicio, y la madre le dijo ‘si es robado el dinero yo no lo quiero’. Entonces cuando entramos y le dije que estaba la policía él hizo una expresión como diciendo ‘Estoy entregado'”.

Además, luego de que los policías dieron su versión de los hechos, según la cual el ex funcionario les habría ofrecido scons, la monja manifestó: “Los scons estaban en la mesa de la madre y él se los llevó porque estaba angustiado. Yo en el momento dudé que no era nada bueno. El tenía cara de nervioso, de desorbitado”.

 

fuente LA NACIÒN

Comments

comments