Con un escrito de contenido similar, Leandro, Melina y Martín Báez estarán hoy en los Tribunales de Comodoro Py. En la Justicia deberán explicar sobre las cuentas que la Unidad de Investigación Financiera (UIF) detectó en Suiza, cuyos titulares y beneficiarios serían los hijos de Lázaro Báez. No van a responder preguntas y en principio, no sólo desconocerán la existencia de dichas cuentas sino que insistirán en que no hay “sustento jurídico” en el llamado a indagatoria que realizó el juez Sebastián Casanello, recusado por el menor de los hijos del empresario K.

La UIF informó ayer al juez Casanello que el informe a través del cual se solicitó la detención de los hijos de Báez, no puede ser utilizada como prueba en la causa por lavado de activos, según señalaron a Clarín desde la defensa de la familia del empresario K. Sin embargo, las indagatorias que inician hoy buscan esclarecer la información proporcionada por el organismo de investigación financiera.

A las 10, bajo la representación de Santiago Viola y Claudia Balbín, se presentarán primero Leandro y Melina. Cada uno entregará un escrito que en líneas generales es similar, pero en el caso del menor de los hijos del empresario K incluye la solicitud de regresar inmediato a Santa Cruz por cuestiones familiares. Tiene un hijo de cuatro años.

Martín también está citado a la misma hora. Sus abogados son Daniel Rubinovich y Rafal Sal Lari, quienes decidieron que responderán a la indagatoria a través de un escrito que se modificó a última hora, después de conocer la presentación de la UIF ante el juez.

Uno de los ejes centrales de las declaraciones será el desconocimiento de la existencia de las cuentas detectadas en Suiza y a través de las cuales se manejaron 25 millones de dólares. “Sostenemos que no hay sustento jurídico en el llamado a indagatoria porque no hay en la causa ninguna prueba que inculpe a los chicos”, dijo a Clarín Santiago Viola.

La última en declarar, el jueves por la mañana, será Luciana, la mayor de los hermanos Báez. También llegará con un escrito, y requiriendo que por cuestiones familiares la Justicia autorice a volver a Santa Cruz lo antes posible.

La familia Báez no descarta solicitar la nulidad de las indagatorias, ahora también citando la aclaración que la UIF realizó al juez Casanello a horas que comiencen a desfilar por Comodoro Py los hijos del empresario K detenido y procesado por lavado de dinero.

 

fuente CLARÌN

Comments

comments