Cuando José López fue descubierto arrojando bolsos con dinero hacia el interior del monasterio de General Rodríguez, el dólar no había superado la barrera de los 15 pesos. Ese martes 14 de junio, la cotización estaba en $ 14. Los US$ 8.982.047 que el ex secretario de Obras Públicas del kirchnerismo intentaba ocultar equivalían en ese momento a $ 125.748.658.
¿Para qué hubiera servido ese dinero? Entre las últimas licitaciones que el Gobierno publicó hay trabajos de ampliación y refacción de escuelas en el interior del país, y otros de mejoramiento de redes cloacales en el conurbano, que la suma que López llevaba al convento cubriría sin inconvenientes.

El dinero que estaba en los bolsos del ex funcionario alcanzaría, por ejemplo, para hacerse cargo de un plan de ampliación de la cobertura de cloacas en Burzaco, partido de Almirante Brown, o de otro en Rafael Calzada, del mismo distrito. Ambos figuran en licitaciones publicadas por AySA, que están a la espera de ofertas.

En lo educativo, con la plata del funcionario, que supo ser la mano derecha de Julio De Vido , no haría falta elegir sólo una de las licitaciones publicadas en el Boletín Oficial de la Nación: se podrían encarar ampliaciones de escuelas técnicas y construcciones de jardines maternales, y sobraría dinero.

Obras concretas

El presupuesto oficial para la licitación de la “Red Secundaria Cloacal San José 4 Norte”, para la cual hay que presentar ofertas el 28 de julio, es de $ 106.369.368. Los millones de López cubren ese valor con comodidad. Con la obra se beneficiarían más de 13 mil vecinos de Rafael Calzada, según la propuesta que AySA hizo pública.

Con los $ 19.379.290 que sobrarían tras el hipotético pago de los trabajos con los fondos de López, podría encararse una obra educativa cuya licitación figura en el Boletín Oficial: la ampliación y refuncionalización del edificio de la Escuela de Educación Técnica N° 644 de Esperanza, provincia de Santa Fe, que está presupuestada en $ 15.462.203,14. Quedaría un resto de casi cuatro millones de pesos para otras obras.

AySA también tiene vigente una licitación con un presupuesto oficial de $ 102.356.511, la “Red Secundaria Cloacal Burzaco Norte”. También en el distrito de Almirante Brown, esta obra abarcará 87 manzanas y 1973 viviendas, y tendrá 6294 beneficiarios.

En un hipotético combo de obras pagadas con los casi US$ 9 millones de los bolsos del ex secretario de Obras Públicas, la red cloacal Burzaco Norte podría complementarse con una obra educativa, como la ampliación y refuncionalización de la Escuela Provincial N° 14 “Yak-Haruin”, de Ushuaia. Este último trabajo está presupuestado en el Boletín Oficial en $ 13.350.722,27. Entre las cloacas y la escuela, se gastarían $ 115.707.233; aún habría disponibles otros $ 10 millones de los que tenía López. Podrían destinarse, por ejemplo, a la construcción de un jardín maternal en Tres Lomas, un distrito del oeste bonaerense, de ocho mil habitantes. El presupuesto oficial es de $ 9.284.207,12, según el Boletín Oficial, financiado por el Ministerio de Educación.

En Santa Fe hay otras dos obras educativas cuyas licitaciones están publicadas en el Boletín Oficial. Con $ 12.994.844,93 de los fondos que López intentó ocultar en el convento se cubriría la ampliación y refacción del anexo de la Escuela de Educación Técnica N° 1335, de la localidad Aarón Castellanos. Y con $ 10.055.991,94, el mismo trabajo, pero en la técnica N° 365, de la ciudad de Rosario.

 

fuente LA NACIÒN

Comments

comments