Margarita Stolbizer denunció ante la Justicia que la familia Kirchner tiene al menos tres cajas de seguridad en bancos locales en las que tiene más de 5 millones de dólares sin declarar y que Florencia Kirchner posee una cuenta con un millón de dólares más.

Cristina Kirchner anoche contestó que el “monto en dólares” y el hecho de que no los hubiera declarado son “una mentira malintencionada de la diputada”, pero admitió que los plazos fijos que tenía y que pesificó durante su presidencia fueron convertidos nuevamente en dólares cuando dejó la Casa Rosada.

“Los movimientos de pesificación de los plazos fijos en dólares durante el ejercicio de mi presidencia, primero, y la dolarización de los mismos en el corriente año, después de haber terminado mi mandato, se hicieron de acuerdo a la normativa vigente para la compra y venta de divisas del Banco Central”, dijo en una carta que publicó Facebook. Allí hizo responsables a la diputada y a los medios que reproduzcan su información de la seguridad de su familia y amenazó con demandarla civilmente.

Stolbizer accedió a esta información de fuentes anónimas. Otras fuentes consultadas por LA NACION dijeron que los datos surgieron del allanamiento realizado en el estudio del contador Víctor Manzanares en Río Gallegos, que ordenó el juez Claudio Bonadio la semana pasada. Stolbizer, con su abogada Silvina Martínez, presentó ayer un escrito ante el fiscal Gerardo Pollicita, que investiga el caso Hotesur con el juez Julián Ercolini.

El juez y el fiscal quedaron sorprendidos cuando advirtieron que ayer el escrito había tomado estado público, pues no pudieron chequear en el Banco Central en qué bancos estaban las cuentas y cajas para allanar, dijeron fuentes judiciales a LA NACION. Cerca de Stolbizer dijeron a este medio que en los tribunales sabían el dato desde el lunes.

El escrito explosivo que presentó la diputada señala que su denuncia de diciembre de 2015 contra Cristina Kirchner por omitir declarar plazos fijos en su declaración jurada en el juzgado de Sergio Torres no se investigó por debates de competencia, hasta que el caso quedó en manos de Ercolini y de Pollicita. Dijo Stolbizer que este letargo hizo que los Kirchner “cancelaran plazos fijos y efectuaran movimientos sospechosos en las cuentas bancarias y cajas de seguridad no declaradas”. Sostuvo que esas cajas de la familia Kirchner “ocultan cinco millones de dólares, que no fueron declarados -ni los dólares ni las cajas de seguridad- ni por la ex presidenta ni por su hijo Máximo”. Aseguró que en una de esas cajas hay 2.250.000 dólares y que en la otra hay 2.241.000 dólares. Dijo además que Florencia Kirchner posee una cuenta (N° 4004-168-198-1) con 1.032.144 dólares. A esto debe sumarse una caja de seguridad a su nombre con 65.995.660 pesos.

Stolbizer presume que la familia Kirchner y sus empresas vaciaron sus cuentas, ya que poseen saldos mínimos que no superan los dos millones de pesos. El escrito de la legisladora no menciona los bancos, aunque fuentes del caso sostuvieron que son el Banco Nación, el de Santa Cruz y el Banco Galicia.

Cristina Kirchner dijo en Facebook que Stolbizer se ampara en sus fueros “para calumniar y mentir”. Sostuvo que sus bienes surgen de la sucesión de su esposo y que la plata está en la Argentina. “Nunca pueden existir dólares no declarados que hayan sido comprados según las normas que rigen el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC) de nuestro país. Una calumnia más en el marco de la campaña permanente de hostigamiento y difamación mediática que, con amparo judicial, viene realizando sistemáticamente contra nuestra familia. Dicho ensañamiento, público y notorio, me lleva a concluir que su acción sólo está movida por la real malicia de dañar y perjudicar.”, dijo la ex presidenta.

 

 

fuente LA NACIÒN

Comments

comments