José López nunca declaró inmuebles en Buenos Aires, donde centró su actividad en los últimos doce años. Todos los bienes que informó están en Tucumán, su provincia natal, o en Santa Cruz, su cuna política. Para desarrollar su vida cerca del poder, tanto él como su familia acudieron a distintos alquileres. Los locadores de esas propiedades compartieron un singular factor en común: fueron proveedores del Estado y se beneficiaron con abultados contratos durante el kirchnerismo.
La Justicia determinó que un departamento ubicado en pleno Recoleta donde vive la hijastra de López pertenece a Carlos Gianni y a Marcos Marconi, los dueños de la empresa Marketing & Eventos. Se trata de la firma que, según reveló LA NACION en 2012, obtuvo irregulares contratos para montar stands en Tecnópolis, sin licitación. Los empresarios, además, fueron importantes proveedores del ex gobierno con su agencia de viajes, Turicentro.

El dato llamó la atención del fiscal Federico Delgado y del juez Daniel Rafecas, que investigan al ex secretario de Obras Públicas en la causa por enriquecimiento ilícito. Detectaron un patrón: que, tal como publicó este medio, el lujoso chalet de fin de semana que López ocupaba en Tigre -y que fue su punto de partida la noche del raid con los U$S 9 millones- pertenece a Eduardo Gutiérrez, un empresario constructor y proveedor de obra pública.
El contrato de alquiler por el departamento de Recoleta fue suscripto en marzo de 2011 entre Gianni (locador) y Mariana Gisel Soules (locataria), señalada por fuentes judiciales como hijastra de López. Se trata de un inmueble de 70 m2 ubicado en un piso 13, en avenida Las Heras 2036. Es el mismo edificio que habitaba López los días laborables, pero en el departamento 10° B. Y es el lugar en el que el ex secretario de Obras Públicas hizo una escala la madrugada del escándalo, antes de dirigirse al convento.

Durante los primeros dos años, por el alquiler a Gianni se pagaron unos $3400 pesos mensuales y el convenio fue renovado dos veces más, hasta el presente. Como garante figuró Pacífico Argentino Muro, ex asesor de López en la Secretaría de Obras Públicas y su virtual jefe de campaña cuando quiso postularse en Tucumán a principios de 2015.

Empresarios conocidos

Desde Marketing & Eventos reconocieron a LA NACION la operación inmobiliaria con la familiar de López. Señalaron que ese departamento es el único inmueble que tiene la firma y que “fue todo en blanco”. “La renta se pagó mes a mes con transferencias bancarias”, dijeron al desmentir posibles dádivas.

Además, admitieron conocer a la familia del ex secretario de Obras Públicas. “La esposa de López era clienta asidua de la agencia de viajes Turicentro. En una charla informal comentó que su hija necesitaba alquilar y la empresa le ofreció el inmueble de avenida Las Heras. Tiempo después nos enteramos del vínculo con López”, aseguraron.

Gianni y Marconi son viejos conocidos del gobierno kirchnerista. Turicentro SA, su agencia de viajes, tuvo la licitación para organizar todos los viajes de Néstor y Cristina Kirchner desde 2003 hasta 2012, cuando el decreto 1191 obligó a contratar a Aerolíneas Argentinas.

Gracias a los buenos vínculos con los funcionarios, los empresarios explotaron otros negocios con Marketing & Eventos. En 2009, esa firma organizó la Primera Feria de Infraestructura y Servicios (Ferinse). Aunque puertas afuera el evento se presentó como una exposición privada, Gianni se encargó de hacer las invitaciones para “una feria del Ministerio de Planificación”.

Otro controversia se dio en Tecnópolis. Para la edición 2012, la firma recibió dos contrataciones directas por $ 15.209.952 mientras que, por ley, el Estado debía llamar a licitación toda vez que un gasto superara los $ 300.000.

En la causa por enriquecimiento ilícito, el patrimonio de toda la familia de López es objeto de pesquisa. Pero los investigadores también están poniendo la lupa en el rol que cumplieron los empresarios en el estándar de vida del ex funcionario.

Frigerio le abrió la puerta al peronismo

El ministro de Interior, Rogelio Frigerio, admitió ayer la posibilidad de incorporar a dirigentes peronistas a la coalición gobernante.

“Consolidar Cambiemos no puede ser contradictorio con ampliar su base de sustentación política. Somos naturalmente generosos en la convocatoria”, sostuvo en una entrevista con Telam.

Después aseguró que el freno inicial en la obra pública “fue absoluta responsabilidad del desmantelamiento del Estado que dejó el gobierno kirchnerista. Encontramos obras pagadas en 100% pero con avance real del 10%, muchas irregularidades que hubo que ordenar y hasta denunciar. Eso impidió que en el primer trimestre se avance a la velocidad que deseábamos”.

 

fuente LA NACIÒN

Comments

comments