La ex presidenta Cristina Kirchner acusó ante la Justicia a Margarita Stolbizer y al juez Claudio Bonadio de montar una campaña para privarla de sus bienes y su libertad, y aclaró que no tiene 6 millones de dólares y 65 millones de pesos, como había dicho la legisladora, sino que cuenta con 5,7 millones de dólares, ya declarados.
La ex presidenta presentó ante la jueza María Servini ocho carpetas con documentación. La magistrada investiga su denuncia contra Stolbizer y contra el juez Bonadio, a quienes acusa de confabularse para hacer una falsa denuncia en su contra y endilgarle que tiene esa suma de dinero en dólares sin dar cuenta de ello.

En dos escritos presentados por el abogado Carlos Beraldi, la ex presidenta afirmó que la denuncia de Stolbizer se basó en una planilla de trabajo que Bonadio secuestró en la oficina de su contador Víctor Manzanares, en Río Gallegos. Denunció que el juez o le entregó esa planilla a Stolbizer u omitió custodiarla para que no fuera ventilada fuera del expediente.
Dijo que esa planilla fue tergiversada por Stolbizer. Indicó que allí figura un resumen de las tenencias de dólares y depósitos bancarios de su familia. Explicó que tras dejar su cargo transfirió los depósitos del Banco Nación al Banco Galicia de manera electrónica, que luego compró títulos (sin detallarlos), “para luego convertir en dólares la casi totalidad de los depósitos existentes”.

Cristina Kirchner dijo que “los dólares adquiridos y que sumados a los anteriores obtenidos por plazos fijos hasta el momento de su extracción totalizaban 5.696.145” fueron distribuidos en dos cajas de seguridad contratadas por su hija Florencia en el Banco Galicia y en una caja de ahorro. Indicó que en la caja N° 5783 quedaron 2.250.000 dólares y en la N° 5873 quedaron 2.414.00 dólares. Lo que totaliza 4.664.000 dólares.
Florencia Kirchner abrió la caja de ahorro en dólares N° 4004168-8 en la que quedaron depositados 1.032.144,91 dólares. Todo eso sumado da la cifra de US$ 5.696.144.

Kirchner dijo que en el Banco Galicia abrió dos cajas de ahorro en pesos: una con Florencia y otra con Florencia y Máximo Kirchner . Y que ademas abrió otras cajas de ahorro en dólares, la mencionada a nombre de Florencia y otra a nombre de la ex presidenta sola. No indicó los saldos de estas cuentas, pero dijo que acompañó los resúmenes.

Cristina Kirchner pidió además a Servini ser querellante en esta causa contra Bonadio y Stolbizer, como particular damnificada. La ex presidenta sostuvo que los delitos de los que la acusan “no son más que una maniobra para generar un escándalo en los medios de comunicación, que naturalmente excede el marco de una vil calumnia”.

“En su gestación convergen la actuación de un juez federal, una diputada de la Nación y una abogada de la matrícula asociados ilícitamente para perseguirme y de cualquier manera privarme de mi patrimonio e incluso de mi libertad”, denunció Cristina Kirchner.

Negó que hubiera realizado movimientos sospechosos en cuentas -como dijo Stolbizer- y afirmó que no hubo una omisión maliciosa en su declaración jurada porque los movimientos son posteriores a la declaración jurada de bienes de baja que presentó cuando finalizó su mandato.

Acusó a Stolbizer de distorsionar la información para acusarla de enriquecimiento ilícito, porque dijo que la legisladora, al denunciarla, sacó mal las cuentas, pues a sus tenencias en dólares en efectivo les sumó el monto informado en pesos en el resumen general, cuando en realidad se trata de la misma cifra, al tipo de cambio de $ 14,50.

Dijo además que esto fue adrede y acusó a Stolbizer de hacer una falsa denuncia para perjudicarla.

Schoklender, contra los Kirchner

Sergio Schoklender declaró ante la Justicia que “muerto Néstor Kirchner, delincuentes con cargos de funcionarios presionaron para que la Fundación Madres de Plaza de Mayo se convirtiera en caja de unos pocos”. Y denunció que Néstor y Cristina Kirchner “eran los jefes de la banda” que cometió el fraude contra el Estado con el plan de viviendas Sueños Compartidos.

Schoklender declaró mediante un escrito como sospechoso de ser partícipe del fraude ante el juez Marcelo Martínez de Giorgi. Ayer recordó que había dicho: “Funcionarios públicos como (Amado) Boudou y (el ex secretario de Obras Públicas José) López, tras mi retiro, habían vaciado las arcas de la Fundación Madres de Plaza de Mayo en su beneficio personal”.

“El lamentable y bochornoso hecho de bolsos y valijas llenos de billetes, en mi opinión, lleva el endoso de un Poder Judicial ineficiente”, declaró Schoklender.

Schoklender reivindicó el trabajo social de la Fundación Madres de Plaza de Mayo mientras estuvo al frente de la iniciativa, que, dijo, representaba “un proyecto de integración social general nunca visto en la República Argentina y que, por cierto, iba en buen camino” hasta que terminó preso.

 

fuente LA NACIÒN

Comments

comments