El juez federal Julián Ercolini procesó al ex ministro de PlanificaciónJulio De Vido por administración fraudulenta agravada y cohecho, que cometió cuando compró material ferroviario inservible a España y Portugal, y le trabó un embargo de 100 millones de pesos.

Buena parte de la prueba acumulada en el expediente surgió de un informe de la Auditoría General de la Nación que determinó que los materiales adquiridos a montos millonarios eran en su mayoría inservibles para el sistema ferroviario argentino e, incluso, muchos de ellos terminaron abandonados.

Pero el expediente cobró notoriedad cuando el 2 de abril último, el juez ordenó la detención del ex secretario de TransporteRicardo Jaime , que terminó procesado.

El dictado ayer es el tercer procesamiento que recae sobre el actual diputado nacional, que preside la Comisión de Energía. Los dos anteriores le habían sido impuestos por su responsabilidad en la tragedia de Once y por las irregularidades en la renegociación de contratos ferroviarios.

Los hechos por los que fue nuevamente procesado se remontan a 2005 y se sospecha que en la negociación que llevó adelante Jaime hubo sobreprecios. El monto del embargo fijado ayer, por eso, tiene relación con el monto de la operación, que superó los $ 100 millones.
Ercolini ya había citado a indagatoria a De Vido por este caso, al considerar que lo pagado era “de desproporción exorbitante en relación con su calidad y funcionalidad real, lo que hace presumir que grandes sumas de dinero fueron sustraidas de la esfera de la administración pública por los funcionarios a quienes fueron confiadas”.

Pero De Vido, cuando se presentó el 18 de mayo, se negó a contestar preguntas y sólo presentó un escrito en el que deslindó su responsabilidad y culpó a Jaime.

En forma paralela, De Vido también vio cómo sus colegas en la Cámara de Diputados permitían el allanamiento de su departamento, en una causa donde el juez federal Luis Rodríguez buscaba el documento de una sociedad. Pero como Diputados sólo permitió el procedimiento muchas semanas después de que había sido ordenado por el magistrado, terminó ocurriendo lo que era previsible: el magistrado no encontró lo que buscaba.

La resolución

Además de De Vido fueron procesados Pedro Ochoa Romero, Fernando Julio Cortés, Ricardo Luján Roseto, Carlos Retuerto Castaño y Antonio Eduardo Sícaro.

Este último y Ochoa Romero fueron titulares de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte.

Según el juez Ercolini, “informes técnicos demuestran que no existen análisis integrales -que incluyan aspectos económicos, técnicos y comerciales que permitan sostener la razonabilidad de las adquisiciones realizadas”.

Además, “el 44% del material rodante adquirido se encontraba fuera de servicio, sin que se efectuaran las tareas de reparación necesarias para su utilización”.

Ercolini tuvo en cuenta que “Jaime y Manuel Vázquez, destacaron el rol preponderante de De Vido en la conformación del plan y las expresas instrucciones superiores respecto a que se adquiriese material usado con el loable motivo de revitalizar los talleres argentinos”.Ercolini también cuestionó la falta de control: “La referencia a la característica de aceptable o las indicaciones de precios y valores sin sustento referencial no pueden ser soslayadas por el superior, que también debe velar por el apropiado desempeño”, señaló.

“La conclusión de que tanto Jaime como De Vido infringieron los deberes a su cargo en perjuicio de la administración pública” y cuando menos De Vido actuó con dolo eventual y no se quiso enterar de los negociados que se realizaban bajo su órbita.

Por su parte, el estudio Virgolini & Maloneay que representa a De Vido ya adelantó que apelará el procesamiento, que dictó Ercolini por considerar que el fallo es “arbitrario” y “tardío”y se inscribe en la línea de perseguir al ex ministro.

Una causa por mes

El juez Claudio Bonadio procesó en mayo a Julio De Vido en la causa por la tragedia de Once. Es investigado como supuesto coautor del delito de descarrilamiento y presunto partícipe necesario del delito de defraudación pública

En junio fue procesado por el juez Sebastián Ramos por irregularidades en los contratos ferroviarios

Ayer, el juez Julián Ercolini lo procesó por la compra de trenes a España y Portugal. El ex secretario de Transporte Ricardo Jaime está detenido en esa causa.

 

fuente LA NACIÒN

Comments

comments