La embestida judicial contra Cristina Kirchner generó ayer sus primeras señales de preocupación dentro del kirchnerismo, que ya no oculta su temor de que la ex presidenta sea detenida si avanzan las causas en su contra.

“[Cristina] la está peleando judicialmente en una arremetida de jueces que son funcionales a que la política no tenga valor y poder. Los jueces y fiscales van a tener que pensar si quieren dirigir ellos las causas, o dejarse [manejar] por otros factores de poder. Si esos factores dominan, Cristina puede ir presa, es lo que tememos”, lanzó ayer la diputada nacional por el Frente para la Victoria (FPV), Diana Conti.

La funcionaria kirchnerista respondió así a las declaraciones de legisladora porteña Graciela Ocaña (Confianza Pública), quien había dicho que la ex presidenta podría terminar encarcelada. “No es imposible que Cristina termine tras las rejas. Me la imagino presa. Es difícil, pero ojalá la Justicia actúe y que sea igual para todos”, sostuvo.

Sin embargo, agregó Conti, una eventual privación de la libertad a la ex presidenta provocaría una reacción social que fortalecería al kirchnerismo y que sería contraproducente para el gobierno de Mauricio Macri. “[Habría] un reclamo popular muy fuerte, la empoderarían [a Cristina] aún más. La memoria de Néstor y la presencia de Cristina son un liderazgo vivo”, remató, al tiempo que afirmó que la imagen de la ex mandataria en la cárcel es es un “deseo” de “Ocaña y de muchos”.

Los dichos de la diputada repercutieron en otros sectores del kirchnerismo. Según el intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi, que es uno de los jefes comunales del conurbano bonaerense y desde diciembre se mantuvo más cerca del FPV, las causas que involucran a Cristina Kirchner en hechos de corrupción durante su gobierno no deben prosperar porque no tienen “ningún sustento”.

“Sería torpe de parte del Gobierno y del partido judicial encarcelar a Cristina”, sostuvo el funcionario ayer en declaraciones a Radio Del Plata.

Por su parte, en diálogo con LA NACION, el ex diputado nacional por el FPV y actual apoderado del Partido Justicialista, Jorge Landau, coincidió con la preocupación de Conti. “Pienso lo mismo que Diana, que hay una persecución hacia Cristina y su familia. Mi impresión es que buscan llevarla presa”, afirmó, aunque admitió que no lleva registro detallado de las causas que investigan a la ex mandataria.

El dirigente piquetero y líder del partido ultrakirchnerista Miles, Luis D’Elía, dijo ayer a LA NACION que “Macri, el Poder Judicial y el oligopolio Clarín van a meterla presa de una manera irresponsable [porque] el partido judicial maneja a todos los jueces federales del país.” Además, al igual que Conti, D’Elía afirmó que una detención alteraría el humor social.

“[En el Gobierno] subestiman a la gente así como subestimaron el mayor cacerolazo de la historia argentina [por la protesta de la semana pasada contra el aumento de tarifas]. Subestiman lo que Cristina es para la sociedad y que ya hay mucha gente harta”, lanzó el dirigente.

Al mismo tiempo, el dirigente de La Cámpora Andrés “Cuervo” Larroque señaló que “Cristina está preocupada por lo que le pasa a la gente” y reiteró que la ex mandataria es víctima de una persecución política. “Se ha montado una cacería sobre Cristina y sobre el FPV. El Gobierno se equivocó en montar esta persecución: Podría haber tenido en [Cristina] una persona que los podría haber asesorado”, dijo ayer en diálogo con Radio Belgrano, aunque no se refirió directamente a la hipótesis de Cristina presa.

Por otro lado, una ex legisladora kirchnerista y actual funcionaria de peso en la Ciudad de Buenos Aires reafirmó la postura de Conti, pero tomó distancia de la discusión por el futuro judicial de Cristina. “Está claro que hay una embestida contra ella. Diana tiene una razón para fundamentar lo que dijo, pero más allá de lo que pueda pasar el peronismo no debe meterse en el debate judicial. Es entrar en una trampa en la que nos quieren meter”, dijo en diálogo con LA NACION. “La gente tiene otros problemas. Hay que salirse del debate judicial y volver a entrar al debate político para solucionarlos”, agregó.

La causa contra José López

El fiscal federal Federico Delgado afirmó ayer que la causa contra el ex secretario de Obras Públicas José López está “en condiciones” de ser elevada a juicio oral y que aquello podría darse “en un mes”. Además, el fiscal dijo que las monjas del convento de General Rodríguez podrían ser imputadas por “encubrimiento”.

Diana Conti

Diputada nacional (FPV)

“[Cristina] está en una arremetida de jueces que son funcionales a que la política no tenga valor y poder Puede ir presa, es lo que tememos.”

Luis D’Elía

Líder del partido Miles

“Van a meterla presa, porque el partido judicial maneja los jueces de todo el país. Subestiman lo que Cristina es para la sociedad.”

Jorge Ferraresi

Intendente de Avellaneda

“Las causas judiciales no tienen ningún sustento. Sería torpe por parte del Gobierno y del partido judicial encarcerlarla.”

 

fuente LA NACIÒN

Comments

comments