Con el objetivo de reforzar la limitada presencia territorial del presidente Mauricio Macri en todo el país, la militancia joven de cuatro partidos nacionales aliados al Gobierno lanzará en las próximas semanas la Juventud Cambiemos.
Las autoridades de Jóvenes Pro, la juventud de la UCR, representantes de la Coalición Cívica y del Partido Fe mantuvieron la primera reunión para delinear los principios y objetivos que seguirá el nuevo “frente”, como decidieron apodar a la juventud.

“La mesa nacional va a servir para debatir distintas cuestiones de actualidad y para coordinar un trabajo que baje una línea determinada al territorio”, describió un funcionario que participa en la conformación del espacio, en diálogo con LA NACION. El armador admitió que una de las debilidades del actual gobierno es la militancia y capitalización política de las obras fuera de los grandes centros urbanos. “Nunca se pudo acompañar el crecimiento de Macri a nivel nacional. Muchas de las obras que se hacen hoy en el país las termina capitalizando el intendente del lugar y no Cambiemos. La idea ahora es que se le dé esa capitalización política a nuestro espacio”, dijo en la Casa Rosada, donde tuvo lugar el encuentro. Según comentó, uno de los objetivos será que, cada vez que se inaugure una obra en un lugar determinado, la Juventud Cambiemos esté allí para “ir timbre por timbre contando de qué se trata, cuánto salió, quién la hizo y a quién beneficia”.
El plan es que a lo sumo en un mes se lance la nueva agrupación en una ciudad del interior en un acto que incluya a referentes nacionales de peso. Se prevé que del Gobierno asista el jefe de Gabinete, Marcos Peña, o el ministro del Interior, Rogelio Frigerio. También está convocada la diputada nacional y líder de la Coalición Cívica, Elisa “Lilita” Carrió.

El armado tiene una curiosidad: la juventud contará con una rama peronista, proveniente del Partido Fe -liderado por Gerónimo “Momo” Venegas-, un sector que hace años se moviliza junto al macrismo. “¿Sabés lo que costó sentar en una mesa a los chicos de Carrió y del Partido Fe?”, dijo entre risas a LA NACION uno de los que participará activamente de la nueva juventud. A pesar de las bromas, el dirigente planteó que la mesa de Cambiemos necesitará “de la generosidad de todos los partidos para lograr la coordinación de los esfuerzos”.
El desafío será que esa generosidad no se convierta en una utopía cuando llegue la hora inevitable de debatir autoridades para otorgar una cara visible al espacio. Hoy, la figura vinculada a la juventud con más conocimiento entre la opinión pública es el macrista Pedro Robledo, presidente de la Juventud Pro y subsecretario nacional de Juventud. Si bien afirmaron que la elección de autoridades no es una preocupación, desde uno de los partidos admitieron que tendrá que haber líderes claros. “En primera instancia va a haber dos autoridades por cada partido que integre el frente. Todavía no se vio el tema de la conducción única. Hoy Piter -el apodo de Robledo- es el subsecretario de Juventud y si tiene que ser él será acompañado, pero habrá que ver”, afirmó.

Cuando pasaron ocho meses de la asunción del nuevo gobierno, en la futura Juventud Cambiemos ya admiten que el tiempo les juega en contra si quieren organizarse a nivel nacional como ellos querrían debido a la cercanía con las elecciones legislativas del año que viene. “La representatividad en los distritos será un paso, pero los plazos no nos van a permitir acomodarnos como queremos porque en tres meses vamos a empezar a hablar de candidatos”, comentaron.

¿Pedirán lugares en las listas? No confirmaron la ambición, aunque sí confesaron sentirse en condiciones para hacerlo. “No estamos acá por un cargo, como hacía La Cámpora”, dijeron tras el encuentro del jueves. Los dirigentes ven venir las comparaciones con la agrupación kirchnerista, pero ya tienen ensayada una respuesta: “Nosotros nacemos de abajo para arriba y no de arriba para abajo. Empezamos el trabajo directamente con el vecino, no es que Macri vino un día y dijo: «De ahora en más, el jefe de la juventud es mi hijo»”, lanzó uno.

En cuanto al financiamiento de la agrupación, uno de los consultados aseguró que se manejará con los presupuestos de cada una de las juventudes. La Juventud Pro adelantó que para septiembre prevé una cena de recaudación a la que esperan que vaya el Presidente.

 

fuente LA NACIÒN

Comments

comments