La explicación oficial es la misma. “Actualmente, el programa Ingreso Social con Trabajo se encuentra en una etapa de consolidación, no hay nuevas inscripciones”, surge en la web del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación. Y, por ahora, no establecen plazos para la apertura formal de los padrones. Sin embargo, en los últimos meses el programa Argentina Trabaja tuvo “altas administrativas”.
“No es un programa que queramos abrir. La sensación es que todavía tenemos mucho trabajo que hacer para mejorarlo antes”, dijo a LA NACION Matías Kelly, titular del programa Argentina Trabaja. Después de ocho meses tras el recambio de autoridades, en la cartera que conduce Carolina Stanley aseguran que las dilaciones en la reapertura del padrón se deben a un trabajo de reestructuración integral en marcha.

“El primer objetivo es garantizar la continuidad del programa y hacer que siga funcionando. Estamos profesionalizando el programa, ordenando donde hace falta y definiendo cuáles son los entes ejecutores apropiados”, dijo Matías Kelly.
Pese al cierre oficial de los padrones de inscripción, funcionarios del ministerio admitieron que se dieron algunas “altas administrativas”. Es el eufemismo elegido para dar cuenta de la incorporación de nuevos trabajadores al programa por la vía informal. Desde el Ministerio de Desarrollo Social no precisaron la cantidad, pero señalaron que fue una “cifra menor” y lo justificaron en que se debió a “necesidades puntuales de ciertas cooperativas”.

“Hicimos algunas aperturas administrativas porque había lugares en los que había menos gente que la necesaria para que funcione bien una cooperativa. También hubo altas que tienen que ver con contener ciertas situaciones”, precisó Kelly.
El plan Argentina Trabaja, destinado a desempleados que no reciben ningún ingreso formal ni subsidio social, a excepción de la AUH, alcanza a casi 120.000 beneficiarios. Está orientado a que los trabajadores se asocien en cooperativas y realicen tareas de mejora de infraestructura, limpieza y trabajos en talleres. En abril, cuando el presidente Mauricio Macri anunció un paquete de medidas sociales destinadas recuperar el poder adquisitivo de los sectores más golpeados por el ajuste y la inflación, los beneficiarios pasaron a cobrar $ 3120, un aumento del 20% sobre el monto anterior, congelado desde octubre de 2014.

De acuerdo con el presupuesto proyectado para este año, el programa Ingreso Social con Trabajo demandará $ 8500 millones. En tanto, un cambio significativo que introdujo la administración de Stanley fue la calificación de algunas organizaciones sociales como unidades ejecutoras. Esto significa que comenzaron a hacerse cargo del manejo de los fondos destinados a la compra de insumos de trabajo: una caja de cientos de millones de pesos que, antes, pasaba únicamente por las intendencias y las gobernaciones.

“Nos importa que puedan tener participación en el programa más allá de poder otorgar más altas. Queremos garantizar autonomía a las organizaciones sociales, más por convicción que por reacción”, aseguró Kelly. Y agregó que la nueva gestión no da un trato diferencial de acuerdo con la posición política: “Nos sentamos con todas las organizaciones sociales, desde Barrios de Pie hasta Movimiento Evita”.

“La gestión está moviéndose en un tono de darle transparencia. El problema es que no se vuelcan más recursos y se amplía el programa en un escenario de mayor pobreza y necesidad en los barrios”, dijo a LA NACION un dirigente social. “Más allá de la entrega de algunos planes más, no puede mantenerse cerrado a casi la misma cantidad de gente y sólo con una recomposición del 20% de los ingresos si aumentaron el desempleo y la pobreza”, razonó.

Un plan social del kirchnerismo

Argentina Trabaja fue creado por Cristina Kirchner

120.000

Beneficiarios

Tiene actualmente el programa, destinado a desempleados que no reciben ningún ingreso formal ni subsidio social, a excepción de la AUH

$ 3200

Ingreso

Quienes perciben la ayuda reciben $ 3200 mensuales. Está orientado a que los trabajadores se asocien en cooperativas y realicen tareas de mejora de infraestructura, limpieza y trabajos en talleres

20%

Aumento

En abril, Mauricio Macri anunció un incremento de un 20% en el plan. El monto no se actualizaba desde el 2014

$ 8500

Millones

Es lo que demandará el programa Ingreso Social con Trabajo -que también engloba a las casi 80.000 beneficiarias de Ellas Hacen, una versión similar del programa Argentina Trabaja para mujeres- de acuerdo con el presupuesto proyectado para este año.

 

fuente LA NACIÒN

Comments

comments