La Policía Metropolitana informó ayer que el robo que sufrió la vicepresidenta Gabriela Michetti en noviembre de 2015 se mantuvo en estricto secreto de sumario por pedido tanto de esa fuerza como de la Justicia para no alterar la investigación. En tanto, la funcionaria salió al cruce de las críticas que insinuaron que el dinero que le habían robado era de origen espurio.
En un comunicado oficial, la Policía Metropolitana destacó que no se dio a conocer el robo que sufrió Michetti el 22 de noviembre del año pasado, justo el mismo día en que fue elegida vicepresidenta, para “no alterar la investigación” dado que “se sospechaba del círculo más íntimo de la vicepresidenta”.

DECLARACIÒN JURADA GABRIELA MICHETTI

A su vez, la Metropolitana detalló que de esta forma “pudieron llevarse a cabo las pesquisas pertinentes que dieron con el culpable del ilícito”. La Justicia apuntaría a David Juan Pablo Cruzado, un oficial mayor de la Policía Metropolitana que trabajaba como su custodio.
Por otra parte, ayer Michetti ratificó que le habían robado $ 245.000 y US$ 50.000 de su casa el año pasado, pero negó tajantemente que ese dinero fuera de origen espurio. “Estoy segura de que soy una de las políticas con menos patrimonio en el país”, dijo ayer la funcionaria macrista en declaraciones a Radio La Red, al tiempo que se refirió a su última declaración jurada para justificar que no había rastros de corrupción en su patrimonio.

En el documento, presentado ante la Oficina Anticorrupción, que conduce la ex diputada nacional de Pro Laura Alonso, Michetti declaró un patrimonio de poco más de un millón de pesos, lo que representó un incremento patrimonial 708% durante 2015, debido a la revaloración fiscal de su domicilio en el barrio porteño de Balvanera.

ECLARACIÒN JURADA MICHETTI“Mi declaración [jurada] es siempre la misma. No he crecido en patrimonio. La otra vez habían puesto que había crecido no sé cuánto por ciento y era porque la valuación fiscal de la misma casa en la ciudad de Buenos Aires cambió, pero es la misma casa. No tengo nada más que esto”, agregó ayer la vicepresidenta.

Según su declaración jurada, Michetti posee $ 842.262,92 en inmuebles -tiene la titularidad del 50% de su casa-, $ 55.701 en depósitos bancarios, $ 2000 en efectivo y $ 42.213,15 en bienes del hogar.

También tiene $ 210.540,52 correspondientes a una acreencia con la AFIP y una deuda con su pareja, Juan Tonelli, por $ 461.050. No cuenta con dinero depositado en el exterior.

Al inicio del período, la entonces senadora nacional no tenía créditos ni deudas. Además, en inmuebles Michetti tenía $ 118.000; en depósitos, $ 15.356,86; en efectivo, $ 2500, y en bienes del hogar, $ 6800.

Molesta ante los cuestionamientos, la vicepresidenta se comparó con el resto de la dirigencia política para justificar que es una de las funcionarias que menos patrimonio tienen -el político más austero es el jefe de Gabinete, Marcos Peña, que declaró un patrimonio total de $ 515.000-.

“Cómo es que justo yo, que soy una de las políticas con menos patrimonio del país, tengo solamente la mitad de mi casa, no tengo dinero en el banco ni cuentas en el exterior ni un auto, tengo que dar explicaciones de dinero”, lamentó ayer.

Además, en la misma entrevista radial la compañera de fórmula del presidente Mauricio Macri explicó el origen de donde había salido el dinero que le sustrajeron de su domicilio. Según relató, hay unos $ 200.000 del monto total en pesos que pertenecían a donaciones que habían hecho a SUMA, la fundación que preside. Los $ 45.000 restantes estaban supuestamente destinados al pago de refacciones que hizo en su domicilio.

Por otra parte, los US$ 50.000 que también le robaron en la misma noche que Macri ganó las elecciones presidenciales en el ballottage correspondían a un préstamo que le había hecho su novio y cuyo destino era el pago de una maestría para su hijo, Lautaro Cura.

“Si en su momento declaré lo que declaré ante la Justicia es porque tenía absoluta tranquilidad del origen de los fondos. Tengo la conciencia en paz”, concluyó la funcionaria.

En tanto, un abogado pidió iniciar una investigación contra la vicepresidenta para determinar el origen de los fondos que le robaron.

El letrado Leonardo Martínez Herrero -que ya había denunciado a Michetti en otra ocasión- presentó una denuncia penal que quedó radicada en el Juzgado Federal N°4, a cargo del juez federal Ariel Lijo. Por la feria judicial, la causa podrá tramitarse recién a partir del 1° de agosto.

 

fuente LA NACIÒN

Comments

comments