La mina de Rìo Turbio
La mina de Rìo Turbio

Yacimientos Carboníferos Río Turbio (YCRT) continúa detectando irregularidades millonarias cometidas bajo la gestión de Julio De Vido. La actual intervención dio de baja a 1.000 órdenes de compras y licitaciones por $ 100 millones, que van desde cintas transportadores, generadores, montacargas, autoelevadores hasta camiones para el interior de mina. ¿El argumento? Hay “procedimientos que no se ajustaban a la ley” y “sobreprecios”. Ahora se encuentran otros 1.000 expedientes bajo revisión.

La empresa minera ratificó hace un mes la denuncia contra De Vido por “malversación” de $26.000 millones, y decidieron dar de baja a licitaciones, órdenes de compra que llevaban el membrete del Ministerio de Planificación que dirigió durante 12 años el actual diputado nacional.

La decisión administrativa se realizó semanas atrás y busca reordenar las cuentas de YCRT, que hasta diciembre estuvo bajo la órbita de Planificación. Un ejemplo de las irregularidades, según la documentación a la que accedió Clarín: se dio de baja la compra de dos camiones que se habían cotizado por dos millones de euros, cuando en el mercado no supera los 600.000 dólares.

Otra de las órdenes de compra que se dejaron sin efecto son para la adquisición de “pares montador para los vagones”. Se necesitaban 320 y por la cantidad requerida debía, por ley, realizarse un llamado a licitación. “Para evitar este procedimiento se hicieron 155 expedientes cada uno de dos pares”, según consta en el documento oficial. La suma global de esta compra asciende a 4.548.320 dólares.

Entre los expedientes investigados y rescindidos, se detectaron también pedidos de materiales por 47.000 euros (cuyo valor de mercado es de $ 289.000 (unos 17.000 euros). Aparte de esto se encontraron compras por $ 96 millones con cartas de crédito fuera del país para la adquisición de tuneleras y maquinarias, que según el informe oficial que argumenta la anulación de estas compras, “pueden adquirirse por valores inferiores”.

La nueva intervención de YCRT asegura, además, que hay faltante de mucha información contable “por valores millonarios”; esto, sumado a la computadoras que recibieron completamente vacías, “con su información borrada”.

Además de estas irregularidades, la Justicia investiga en paralelo el destino de $ 26.000 millones que De Vido dirigió hacia la mina de YCRT y que, después de 12 años, muestra una caída de la producción del 84%. Sus niveles de extracción después de la salida del actual diputado frente al ministerio de Planificación, volvieron a los que tenía en 1953. “Un retroceso absoluto”, define la nueva gestión. Recibieron, según el informe oficial y la denuncia penal, una mina “en total deterioro”.

Antes del cambio de Gobierno, el kirchnerismo intentó un salvataje en el Congreso para estatizar la empresa santacruceña e inyectarle unos $ 5.000 millones, pero fracasó. YCRT hoy está reactivando su extracción de carbón, pero no llega aún a los niveles que demandará la Usina Térmica (112.320 toneladas mensuales), nuevamente detenida por problemas gremiales.

Esta revelación sobre la gestión de De Vido, además, llega con el funcionario cada vez más comprometido. Está procesado por la Tragedia de Once y por la compra de trenes a España y Portugal. También se espera que la Justicia determine su vinculación con el caso de corrupción más obsceno de los últimos años: el de su ex secretario de Obras Públicas, José López, tratando de esconder bolsos con plata en un convento.

 

fuente CLARÌN

Comments

comments