La inflación sigue siendo noticia, y esta vez en relación con un producto de primea necesidad en la mesa de los argentinos. Pese al aumento de precios en las góndolas que sufrió el aceite en los últimos meses, el Gobierno se metió ayer en la pelea mediática que durante el día protagonizaron el sindicato y las empresas del sector por un nuevo aumento que, coinciden, se producirá en un futuro cercano.

El Ministerio de Producción negó anoche que el precio de ese producto fuera a triplicarse en una semana, como había advertido por la mañana el grremio. “La botella de aceite va a subir tres veces [la semana próxima]”, afirmó el secretario general de la Federación de Aceiteros, Daniel Yofra, en declaraciones radiales. La polémica se disparó de inmediato. El último dato del Indec sobre inflación de junio pasado estimó que el producto que más aumentó fue el aceite. Varios analistas consideraron que en abril las inundaciones golpearon la actividad de la molienda, y esto impacto en el precio del aceite.
Sin embargo, las declaraciones de Yofra apuntaban a la eliminación de un fideicomiso, vigente desde 2008, que subsidia el precio para el consumo interno utilizando divisas provenientes de las exportaciones. “No manejo los costos de las empresas, pero sé lo que costaba hace diez años. Con una botella de aceite, te comprabas tres latas de gaseosa, y hoy no”, afirmó a Radio La Red. Agregó que los empresarios están “en las gateras” esperando la autorización oficial para aumentar.

“Ya les vienen prometiendo que lo iban a levantar [el fideicomiso] a principios de año, y no lo hicieron. No creo que el Gobierno salga a enfrentar esta situación”, agregó.
Anoche, el Ministerio de Producción dijo que es falso que se vaya a triplicar el precio del aceite y ratificó que el fideicomiso sigue vigente. “El fideicomiso que mantiene el precio del aceite está vigente, y mañana [por hoy] nos reuniremos con Ciara [la cámara que agrupa a las aceiteras] para trabajar juntos”, señaló Ignacio Werner, asesor del Ministerio de Producción, y agregó: “Tenemos el objetivo de cuidar el poder adquisitivo de los consumidores y al mismo tiempo normalizar el mercado del aceite, que tiene un rol fundamental en la sociedad, asegurando miles de fuentes de trabajo a lo largo de una cadena de valor que va del campo a la mesa de los consumidores”.

El aceite quedó afuera de la lista en la última renovación del programa Precios Cuidados, y en los últimos dos meses tuvo una suba de alrededor del 35%. De concretarse el incremento previsto por el sindicalista del sector, se estima que una botella de un litro y medio de aceite mezcla rondará los $ 90 en los próximos días.
“Desmiento categóricamente que se vaya a triplicar el precio del aceite”, afirmó el gerente de Relaciones Institucionales de la Cámara de la Industria Aceitera (Ciara), Andrés Alcaraz, que especificó que el incremento, en caso de que se elimine el subsidio, rondaría el 30% y no será para “todos los aceites”, sino “solamente para el 20% del mercado”. Alcaraz agregó que la botella de 1,5 litros, que según el Indec, cuesta en promedio 24 pesos, “va a terminar costando 31 pesos a partir del 1° de agosto”, es decir un 29,2% más.

El ejecutivo del sector comentó, por Radio El Mundo, que “era difícil conseguir en muchos lados” el aceite que figuraba en la lista de Precios Cuidados “porque se desviaba de su objeto, y ése es el motivo por el cual el sistema fracasó”.

Sobre el programa oficial agregó: “Se desviaba a otros destinos, toda vez que el 75% de la distribución no está controlada”.

 

fuente LA NACIÒN

Comments

comments