El diputado Hugo Marcucci (UCR-Santa Fe) propuso ayer un proyecto que en el caso de convertirse en ley podría repercutir, en lo inmediato, sobre el futuro del ex vicepresidente Amado Boudou y de los ex presidentes Cristina Kirchner y Carlos Menem.
Marcucci pretende que se suspendan las pensiones vitalicias de los ex presidentes, vicepresidentes y jueces de la Corte Suprema que hayan incurrido en hechos de corrupción, aunque no aclara si basta con que sean procesados o deben tener sentencia firme. Puntualmente son aquellas personas sujetas a la ley 24.018, que fijó un régimen especial de pensión.

“Es una verdadera afrenta al ciudadano que fondos públicos estén destinados a sujetos que hayan cometido delitos en el ejercicio de la función pública, como es el caso de Amado Boudou”, expresó el diputado Marcucci.
Esta asignación mensual es móvil, vitalicia, inembargable y, además, bastante generosa: el legislador indicó que el ex vicepresidente “podría recibir una pensión de 140.000 pesos mensuales, cuando se encuentra procesado por la causa Ciccone”, y adelantó que pedirá a la Anses el análisis de este caso.

De acuerdo con lo que pudo constatar LA NACION, Boudou todavía no cobró esta pensión, a pesar de haber iniciado los trámites a principios de este año, porque se encuentra retenida en la Anses. Por el contrario, Cristina presentó los documentos en noviembre y en enero le dieron el alta para cobrarla, aunque en este momento su cuenta se encuentra embargada por el juez Claudio Bonadio en el marco de la causa de manejo irregular en el dólar futuro.
Esta pensión, además, es no contributiva, es decir que no necesita aportes y no tiene tope; de acuerdo con la ley, su otorgamiento se basa en el reconocimiento al mérito y al honor en el desempeño de tan altas magistraturas.

Al respecto, Marcucci expuso: “Los hechos de corrupción contravienen y desnaturalizan las condiciones para su otorgamiento. Por otra parte no son derechos previsionales, ya que no están sustentados en aportes equivalentes realizados, son beneficios que se otorgan con rentas generales”.

Ayer, LA NACION consultó a otros legisladores sobre el proyecto de ley de Marcucci. “Desde la legalidad es lógico, pero complicado. Ya se intentó con las jubilaciones de privilegio de funcionarios de las dictadura y no se logró. Además, sólo debería ser posible para funcionarios con condena firme y definitiva. Acabamos de elegir y pudo asumir un presidente procesado”, señaló el senador por el FPV Juan Manuel Abal Medina.

En tanto, la diputada del FIT, Myriam Bregman, dijo: “Estamos en contra de toda jubilación de privilegio y buscamos su completa eliminación. Si este proyecto va en ese sentido, lo vamos a apoyar”.

Desde el Frente Renovador, la diputada Graciela Camaño expresó: “Que metan el proyecto y después hablamos. Estamos de acuerdo con sacarles la plata a los corruptos, subirles las penas para que no sean excarcelables estos delitos y que el delito de corrupción sea imprescriptible. Todos estos proyectos ya los presentamos primero nosotros”, dijo la legisladra.

Eventuales afectados por la medida

Amado Boudou

Ex vicepresidente

Si se aprueba la ley, se quedaría sin la pensión (que aún no cobró), ya que está procesado tanto por el caso Ciccone como por percibir dádivas y por enriquecimiento ilícito

Cristina Kirchner

Ex presidenta

Cobra tanto su pensión como la de Néstor, aunque el juez Bonadio las embargó junto con todas sus cuentas. Está procesada por la causa del dólar futuro

Carlos Menem

Ex presidente

Está implicado en las causas por contrabando de armas, pago de coimas, encubrimiento en el caso AMIA y por pago de sobresueldos. Recibe el beneficio desde 2006, año en que lo tramitó.

 

fuente LA NACIÒN

Comments

comments