La tarde anterior a su detención, José López visitó su “búnker”, una pequeña oficina del Microcento donde guardaba algunos de sus secretos. Su mujer lo llamó a ese lugar a las 15:43. El lugar fue allanado horas después del episodio del convento por los datos que aportó un vecino. Adentro del “búnker había documentación sobre obras públicas en Tucumán y Santa Cruz, su constancia de afiliación al Partido Justicialista, varios mails donde se menciona a un empresario que promovió su fallida candidatura a gobernador, y hasta una tarjeta personal del ex ministro Florencio Randazzo. Los documentos ahora son analizados por la Justicia.

La oficina de López estaba en el quinto piso de Lavalle 1312. El grueso de la documentación se refiere a obras de su provincia natal. Uno de los informes detalla la inauguración de viviendas en la ciudad de Alderetes. Está fechado el 26 de septiembre de 2014. Otro archivo menciona la remodelación de un tramo de la ruta provincial 307. Son decenas de obras. La información se resume en una carpeta transparente con el título: “Inversión en Tucumán 2003-2014 – 2.700 obras, $10.000 millones”.

López también almacenó varios informes sobre Santa Cruz, especialmente de las represas “Carlos Kirchner y Jorge Cepernic”, uno de los puntos de conflicto entre el empresario Lázaro Báez y el ex ministro de Planificación Julio De Vido.

Los documentos más valiosos para la investigación son los mails que guardaba el ex secretario de Obras Públicas, ahora detenido en Ezeiza. Un correo electrónico, del 30 de septiembre de 2014, está dirigido a la presidencia de la Legislatura de Tucumán, con el asunto: “Pedido de parte de Jorge Ferro”. Se trata de un empresario azucarero que apoyó públicamente a López cuando aspiraba a la gobernación. No es un empresario más: es dueño de la principal planta de bioetanol de Tucumán, un negocio que concentraba la atención de López.

Además del mail, en la oficina había una nota de la empresa de Ferro, La Florida SA, al ex secretario de Energía, Daniel Cameron, otro hombre del Ministerio de Planificación.

El “búnker” fue descubierto por la denuncia de un vecino ante la Oficina Anticorrupción, quien vio “movimientos de cajas y “familiares directos” del ex secretario.

López también almacenaba documentos personales como contratos de alquiler propios, cartas, y hasta la copia de su afiliación al Partido Justicialista de Santa Cruz, en 1988.

En otra carpeta, identificada en el expediente con la letra “C”, se encontró una tarjeta personal del ex ministro Randazzo, mezclada con la impresión del DNI de López y un certificado de residencia expedido por la policía de Tucumán. No es todo. También hallaron artículos periodísticos sobre la campaña electoral de 2015. “Massa sumó a Othacehé y le sacó un intendente al kirchnersimo”, fue una de las notas que guardó el ex funcionario.

 

fuente CLARÌN

Comments

comments