La titular de la agrupación K “Justicia Legítima”, María Laura Garrigós de Rébori, denunció ayer que “muchos” de sus “colegas” recibieron presiones mediante llamadas telefónicas desde el macrismo.

Preguntada sobre si conocía la existencia de aprietes del macrismo sobre a magistrados, contestó: “Yo sé, porque algunos colegas me cuentan, que los han llamado (telefónicamente)”.

“Muchos colegas han recibido llamadas y se quejan sordamente; nadie puede hacer una denuncia al respecto porque no hay constancia de lo que se dice ni de por qué se atendió la llamada o no se atendió”, agregó Garrigós de Rébori.

Durante los gobiernos de Néstor y Cristina, la ex SIDE tenía abogados contratados que recorrían los juzgados preguntando por causas que preocupan al gobierno, como por ejemplo el caso Skanska y varios jueces, como María Servini, denunciaron que le habían puesto micrófonos ocultos en su despacho. Desde que asumió Mauricio Macri, la diputada del ARI-CC Elisa Carrió denunció que el operador judicial del macrismo era el presidente de Boca, Daniel Angelici. Pero Garrigós fue más allá y denunció “presiones”.

Lo hizo al rechazar declaraciones del presidente Mauricio Macri, Garrigós quien manifestó que “el kirchnerismo se fue, pero Justicia Legítima sigue ahí”. Macri completó al diario La Nación: “Hay jueces y fiscales de esa agrupación en todos lados que obstruyen la política (como sucedió con las tarifas) o que creen en la abolición del Código Penal. Traban las decisiones políticas, sean económicas o de seguridad, por razones ideológicas, no judiciales. Los conozco. Me hacían lo mismo en la Capital (Federal)”.

Durante el gobierno de Cristina Kirchner, “Justicia Legítima” no asumió posiciones críticas pese a que la ex presidenta puso en marcha un paquete de leyes denominado “Democratización de la Justicia”. Una de esas leyes relativas al Consejo de la Magistratura fue declarada inconstitucional por la Corte Suprema de Justicia.

Luego de las declaraciones de Garrigós, la entidad emitió un comunicado donde redobló la apuesta y dijo que declaraciones de Macri generan “extrema preocupación institucional” pues “contienen una velada amenaza o una advertencia inaceptable en un sistema de división de poderes”. La entidad aclaró que ninguno de los jueces que frenó el tarifazo en La Plata integran esa agrupación, “aunque les gustaría”, y advirtió que las palabras de Macri “contienen una velada amenaza o una advertencia inaceptable en un sistema de división de poderes” de una república.

En el comunicado, Justicia Legítima remarcó que los magistrados de esa asociación “afirman en cada actuación su absoluta independencia de todo poder político, económico o mediático; poseen indiscutida relevancia técnica y alta contracción a la función que ejercen”.

En ese marco, sostuvo que “las declaraciones del Presidente de la Nación Ing. Mauricio Macri, tal como fueron reproducidas en la entrevista concedida al periodista Joaquín Morales Solá publicada en el día de ayer (24/7/16 diario La Nación) suscitan en Justicia Legítima una extrema preocupación institucional que excede en mucho las erróneas referencias a esta agrupación”.

“Pero está claro que no puede dejar de señalarse que el Señor Presidente de la Nación parece aspirar a un Poder Judicial que le responda sin fisuras, y que atribuye a los jueces, fiscales y defensores que forman parte de Justicia Legítima la voluntad de obstaculizar diversas medidas y proyectos del Poder Ejecutivo, descalificándolos por las decisiones que adoptan en uso de las facultades que la Constitución les otorga”, señaló.

Añadió que “una justicia plural, democrática e independiente no se subordina al Poder Ejecutivo cuando resuelve en el marco de su competencia”, sino que “por el contrario se convierte en la mejor expresión de un modelo republicano de gobierno”.

“Paradójicamente, el Sr. Presidente, lejos de desacreditar a nuestra Asociación, expone en un solo ejemplo los valores que defendemos: los miembros de la Cámara Federal de La Plata que detuvo el ‘tarifazo’ no pertenecen a Justicia Legítima; tampoco aquellos jueces que solitariamente a lo largo del país procuran servir a la sociedad desde la altísima dignidad que les fuera conferida. No es así, aunque nos agradaría”.

No obstante, Garrigós reconoció que “los jueces tienen ideología” ya que “ningún ser humano ve la realidad si no es a través de los anteojos” de sus ideas.

Además, de Garrigós y la Procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó, Justicia Legítima está integrada por los jueces Alejandro Slokar, Alejo Ramos Padilla, Martín Vázquez Acuña, Gustavo Caramelo y María Roqueta; los fiscales Jorge Auat, Daniel Adler y Javier De Luca y la coordinadora de la Procuraduría de Crímenes contra la Humanidad, Carolina Varsky, entre otros.

 

fuente CLARÌN

Comments

comments