Terminarán siendo en total 36 horas a toda velocidad, casi sin descanso. El raid incluye encuentros con tres mandatarios, posibles inversores: el peruano Pedro Pablo Kuczynski, el emir qatarí Tamim bin Hamad Al Thani y el mexicano Enrique Peña Nieto . Es que no hay tiempo que perder, ése es el mensaje que Mauricio Macri le envió a su tropa con su ejemplo. El objetivo es claro: apurar la búsqueda de inversiones, una de las obsesiones del Presidente, que aún no llegaron en número suficiente para reactivar la economía.
Si bien las expectativas estaban puestas en lo que arrojarían los encuentros con el emir Al Thani y Peña Nieto, lo cierto es que los acuerdos que Macri suscribió no se traducirán en dólares de forma inmediata.

Ayer, en la quinta presidencial de Olivos, tras reunirse a solas, el jefe del Estado y Al Thani firmaron tres memorandos de entendimiento: consultas políticas entre la cancillería y el Ministerio de Relaciones Exteriores de Qatar, para la formación de diplomáticos y de cooperación en asuntos jurídicos.

Después, Macri y el emir de Qatar, que tienen en común la pasión por el fútbol -Al Thani es dueño del club de fútbol Paris Saint-Germain-, compartieron un asado.

En la agenda a futuro, el emir, que lidera la tercera reserva gasífera del mundo -Qatar invierte hoy 27.000 billones de dólares en todo el mundo-, se mostró interesado en avanzar con obras de infraestructura, energías renovables y turismo. El Gobierno procura incrementar el comercio con ese emirato, al que exporta productos primarios, pero hasta el momento ninguna de las partes habló de cifras.

“Se van a concretar varias cosas, pero será en los próximos meses”, dijeron a LA NACION fuentes oficiales.

El juego de seducción al mundo que desplegó el jefe del Estado lo llevó anteayer y ayer a Perú, donde participó de la asunción de Kuczynski y ratificó que buscará alcanzar la integración regional entre el Mercosur y la Alianza del Pacífico.

“Hay muchas cosas para hacer juntos. Nos comprometimos a una reunión a la brevedad entre los equipos de ambos gobiernos para transformarlos en hechos concretos”, sostuvo Macri tras reunirse con Kuczynski. El nuevo encuentro sería a fines de septiembre.

Pocas horas después, que incluyeron más de 6000 kilómetros recorridos en poco menos de 24 horas, se encontraba en Buenos Aires con Tamim bin Hamad Al Thani.

Almuerzo con Peña Nieto

Hoy será el turno para el mandatario mexicano, Peña Nieto, con quien Macri mantiene una “muy buena relación”. Éste será el segundo encuentro entre ambos mandatarios; el anterior fue en Davos, Suiza, durante el Foro Económico Mundial.

La visita de Estado incluye una audiencia con Macri -realizará la foto oficial en el Salón Blanco- en el despacho presidencial y un almuerzo en la Casa Rosada. También participarán el jefe de Gabinete, Marcos Peña; la canciller, Susana Malcorra; el ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, y el secretario de Asuntos estratégicos, Fulvio Pompeo.

Antes, junto con Malcorra, Peña Nieto dejará una ofrenda floral en la plaza San Martín y más tarde recibirá las llaves de la ciudad, que le entregará el vicejefe del gobierno, Diego Santilli. El líder del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que llegó ayer por la noche al país acompañado por la canciller Claudia Ruiz Massieu, viajó con varios hombres de negocios.

Macri busca ampliar el comercio con México, que hoy es deficitario para la Argentina: los mexicanos exportan US$ 1500 millones, mientras que el país exporta al país del Norte US$ 1000 millones. Además, el comercio con la Argentina representa apenas el 4 por ciento de su flujo global. Por eso, si bien en el Gobierno estaban ilusionados con la posibilidad de alcanzar acuerdos bilaterales concretos, hasta ayer a última hora no había avances significativos.

“No hay nada concreto. Todavía no se sabe si se firmará algo relevante”, reconoció ayer por la tarde una fuente con acceso a las negociaciones entre ambos equipos.

El Gobierno confiaba en que iba a poder ofrecer nuevos anuncios de inversiones y multimillonarios negocios para la Argentina con estas visitas, pero las previsiones no se transformaron en hechos tangibles, al menos por ahora.

Lo cierto es que luego de la salida del cepo y el acuerdo con los denominados fondos buitre, en el gobierno nacional esperaban un flujo significativo de inversiones y financiamiento privado, pero éstos se demoran más de lo esperado. Pese a estos inconvenientes, en la Casa Rosada son optimistas. Como publicó LA NACION el domingo, Macri está convencido de que la inminente aceleración de la obra pública y el blanqueo de capitales, que aportarán financiamiento al Estado, cambiarán las expectativas.

Hoy, encuentro con el CEO de Renault

El CEO de la alianza global Nissan Renault, Carlos Goshn, se reunirá hoy, a las 15, con el presidente Mauricio Macri en la Casa Rosada. Se espera que el empresario ratifique la puesta en marcha del programa de inversiones por US$ 600 millones para fabricar tres nuevas pick- ups en Córdoba y anuncie la incorporación de un nuevo modelo comercial al portfolio productivo local.

Goshn ya se encuentra en el país y ayer recorrió la planta que Renault tiene en Santa Isabel, Córdoba, donde se hará la inversión, con la que se dará empleo a unos 3000 trabajadores.

Tras la reunión con Macri, se darán a conocer en el Salón Blanco los detalles de la inversión. Según pudo saberse ayer, también se anunciará en el acto que la planta tendrá a su cargo la fabricación regional de un nuevo vehículo comercial.

 

fuente LA NACIÒN

Comments

comments